La reventa se dispara para histórica final regia

Redacción

La histórica final entre Monterrey y Tigres ha sido el pretexto perfecto para que los revendedores, e incluso aficionados, se llenen los bolsillos con el alto costo de los boletos en reventa.

Aficionados de ambos equipos se están aprovechando de que nadie quiere perderse la final regia, y han rentando su abono en un alto costo, mientras que otros están ofreciendo boletos, todo con un incremento de casi 700 por ciento del valor en taquilla, de acuerdo al portal Medio Tiempo.

Mientras un boleto en zona preferente cuesta 790 pesos en taquilla, los revendedores y abonados han incrementado el costo de las entradas hasta en seis mil pesos.

“El operativo contra la reventa es permanente, vamos a estar desde hoy con inspectores alrededor del estadio, no hay boletos en venta, si no tienes boleto en mano no hay porqué asistir al estadio. A quien se encuentre revendido un boleto, se va a actuar con el rigor de la ley", aseguró el alcalde Francisco Cienfuegos.

Rayados ya tomó sus medidas y para evitar este tipo de acciones, no permitirá el ingreso al estadio a quienes no sean dueños del abono que se presente.