La militarización de Quintana Roo ante ola de violencia

ALEJANDRA GALICIA

Cancún, Quintana Roo.- En un contexto de violencia donde se da la disputa entre grupos del crimen organizado y fueran asesinados dos militares en las playas de Cancún hace unos días, los números de homicidios no paran.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) en los tres últimos años y ocho meses, de 2015 a septiembre de 2018, han muerto dos mil 58 personas en el estado, de las cuales 357 han sido mujeres, equivalente al 17.3% de la población de víctimas.

Ante este repunte, hoy en Cancún se vio obligada la llegada oficial de los militares, a través de un desfile militar para presentar a las diferentes brigadas de mujeres y hombres militares, equipo de campo, unidades del Ejército y armamento que utilizarán en Quintana Roo para desarrollar actividades de seguridad.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, sostuvo que la llegada de más de tres mil militares no se trata de una medida emergente, ya que es un proyecto que se ha desarrollado a lo largo de dos años, con la construcción del cuartel donde vivirán los elementos de la Policía Militar con una inversión de 680 millones de pesos enviado por el Gobierno Federal.

"Venimos trabajando con ella desde hace dos años buscando precisamente la presencia, está trazado dentro de una estrategia de seguridad que venimos realizando, este era una de las alternativas que teníamos para ir adelante. Es una policía militar que fue creada hace algunos años en México con la intención de hacer trabajo y apoyo en las diversas calles de los estados, en este caso la Policía Militar viene dirigida hacia la Península de Yucatán hacia el estado de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, se ha instalado aquí y me parece que es un gran logro de que podamos tener un trabajo coordinado y que venga a ser parte de la estrategia de recuperar la paz y la tranquilidad para los quintanarroense", dijo el gobernador de Quintana Roo.

A la inauguración de la décima Brigada de la Policía Militar, asistió el presidente de la república, Enrique Peña Nieto y el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, que terminará su sexenio el primero de diciembre de 2018.

El arribo de militares en Quintana Roo ocurrió en diferentes ocasiones, principalmente cuando destinos turísticos como Cancún y Playa del Carmen tuvieron picos de violencia como balaceras y homicidios.  En abril de 2017 acudieron más de 600 elementos del Ejército a Cancún para reforzar la seguridad del destino, sin embargo, mantuvieron actividades de patrullaje y operativos temporalmente y regresaron a otras entidades del país, que también demandaron apoyo de militares.

Actualmente Quintana Roo tendrá de manera permanente a militares ya que fue edificada una Ciudad Militar para que los elementos vivan en el cuartel ubicado en la zona intercontinental de Isla Mujeres, municipio que colinda con Cancún.

El gobernador de Quintana Roo dijo que la permanencia de militares y la construcción de espacios de vivienda para los elementos no significa que se militarizará la seguridad, sin embargo, reconoció que la entidad necesita la coordinación con todas las fuerzas armadas que operan para la seguridad en el país.

"Es un programa o proyecto de la Secretaría de la Defensa Nacional tiene como parte de una Policía, no de un esquema absolutamente de militares como normalmente funciona en cualquiera de las regiones militares del país, sino que viene a hacer acciones de tipo policiaco que viene a trabajar en conjunto con las otras policías con la disciplina, capacitación y profesionalización que el Ejército ofrece", dijo Carlos Joaquín González.

La Policía Militar tendrá actividades policiacas en la entidad, además de reforzamiento a las ya existen como la  Policía Municipal de cada municipio, la Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública (SPP) y la Policía Federal (PF).

Aunque el gobierno de Quintana Roo no dio detalles a que grupos criminales combatirá la nueva Policía Militar, en la entidad existe la presencia de carteles, células y bandas criminales locales en Benito Juárez, Solidaridad, Othón P. Blanco, Cozumel y Felipe Carrillo Puerto.

En el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022 presentado por el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González en 2017, detalla las problemáticas o la "dinámica criminal" que la entidad enfrenta. En el reporte oficial del gobierno estatal señala que los carteles tienen actividades de narcomenudeo, tráfico de personas, mercancías,  ambulantaje y piratería.

De acuerdo con el Plan de Desarrollo 2016-2022, el Cártel de Sinaloa y el CJNG operan en Cancún y Chetumal y tienen presencia reducida en otros municipios del estado. El  mismo informe detalla que el Cártel del Golfo y los Zetas no tiene una estructura clara en la entidad y se encuentran distribuidos en diferentes células a fines.

En Quintana Roo de 2016 a 2018 han sido capturados por elementos de seguridad al menos 39 líderes de seis organizaciones criminales que se dedicaban a la extorsión, falsificación, secuestros, homicidios, además de ser autores intelectuales y materiales de otros delitos cometidos en el estado, entre ellos, células como el Cartel de Cancún, CJNG, Los Pelones, Los Zetas, Cartel de Sinaloa y el Cartel del Golfo.

La Silla Rota consultó estadísticas oficiales de la dependencia investigadora de homicidios en Quintana Roo y documentó que 2015 fue uno de los años con más muertos, ya que se tiene un registro de 752 víctimas, la mayoría hombres con 561 casos y 191 mujeres.

Para 2016, el número de homicidios se redujo casi al doble, período en el que la Fiscalía de Quintana Roo reportó 283 muertes de víctimas, 229 hombres y 54 mujeres. En 2017, la ola de violencia incrementó nuevamente, grupos delictivos dedicados al narcomenudeo encrudecieron la violencia en destinos turísticos como Playa del Carmen y Cancún.

De acuerdo con la Fiscalía en 2017 ocurrieron 511 asesinatos en la entidad, de los cuales 457 eran hombres y 54 mujeres. Para 2018, el número de víctimas no disminuye, ya que de enero a septiembre de este año han muerto más de 512 personas, la cifra aumentará al finalizar el año.

Con información de La Silla Rota