Tráfico de armas en Jalisco detona mayor violencia

Redacción

En la última década, el gobierno federal ha decomisado 201 mil pistolas, revólveres, rifles y escopetas, la mayoría de estas armas son de fabricación estadounidense e ingresadas de manera legal al país.

Según reportes de la Fiscalía General de la República, estas armas de fuego se venden desde miles de establecimientos ubicados en las ciudades fronterizas de San Diego, Laredo, McAllen y El Paso, escenario de una reciente masacre contra hispanos que dejó 22 muertos.

Pero ese arsenal es el mismo que el crimen organizado usa en su disputa contra otros grupos delictivos y también contra las autoridades, lo que ha causado la mayor parte de las más de 250 mil muertes violentas ocurridas en los últimos 13 años en México.

Un análisis realizado en 2018 por el Center for American Progress también encontró que, desde 2011 hasta 2016, el 70% de las 106 mil armas utilizadas en delitos violentos en México y recuperadas por la policía había provenido de Estados Unidos.

Jalisco, por ejemplo, es plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho" y en los últimos días ha registrado graves hechos de violencia.

Datos del Inegi revelan que los asesinatos por armas de fuego fueron la principal causa de muerte en 2019 en esa entidad.

Ese año la entidad registró dos mil 919 víctimas de homicidio doloso. Con ello se registra una tasa de 35 de estos crímenes por cada 100 mil habitantes, muy por encima de los 29 de la media nacional y de las 10 muertes que pone como máximo la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar que existe una "epidemia de violencia".

Según los registros de homicidios del INEGI, una amplia mayoría de éstos se realizaron usando armascortas, es decir, pistolas y revólveres.

Enfrentamiento en Plaza Galerías

El 31 de julio pasado se registró un enfrentamiento en Plaza Galerías, en Zapopan, en el que se puso en evidencia que los criminales poseen armamento de alto poder, producto de un mercado negro.

El ataque perpetrado el pasado 31 de julio dejó a dos personas muertas y a seis heridas por arma de fuego. Pero no fue el único suceso violento, a unos cuantos kilómetros de ahí, un hombre murió a balazos en un presunto asalto.

El armamento incluso se ha vuelto tan fundamental en la entidad que entre 2014 y 2015 se localizaron fábricas de armas para el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) revelan que en 2018 Jalisco registró un total de 4 mil 354 armas, de las que 2 mil 978 eran cortas y mil 376 largas.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y la organización Alto a las Armas, en el estudio "Graves violaciones de derechos humanos: el tráficolegal e ilegal de armas a México", afirman que la gran mayoría del equipo vendido legalmente en México es para las fuerzas policiales de la federación y de los estados.

La única entidad mediadora para el comercio de armas en México es la Sedena y el informe señala que entre 2010 y 2016, el Ejército gastó más de 16 millones de dólares y más de 29 millones de euros en la importación de armas.

Sin especificar lo que esto costó a Jalisco, esta entidad adquirió 10 mil 15 armas entre 2010 y 2016 por parte de la SEDENA, compradas para dotar de armamento a la Policía estatal. Jalisco fue el quinto estado que más armamento adquirió en ese periodo.

Sumado a esto, la CMDPDH muestra que en esa entidad se localizó el 3% de las armas de fuego compradas en Estados Unidos. y recuperadas en México entre 2007 y 2010, lo que puso a este estado en el octavo lugar nacional de incautación de armas que entraron al país de forma ilegal.

La llegada clandestina es un factor crítico para la generación de la violencia. Según cifras de la Fiscalía Estatal de Jalisco, entre 2007 y 2018 se abrieron 2 mil 221 carpetas de investigación o averiguaciones previas por el delito de portación de armas y objetos prohibidos; la mayoría de éstas se abrieron entre 2010 y 2012. Pero también se muestra cómo han disminuido las persecuciones locales de 2016 a la fecha.

Los municipios en los que más portaciones detecta la fiscalía en sus investigaciones son Zapopan(con 944 carpetas), Guadalajara (611), Tlaquepaque (428), Tlajomulco (42), Tonalá (40), Puerto Vallarta (31), El Salto (13), Ocotlán (10), Tamazula de Giordano (9) y Lagos de Moreno (8).

Con información de La Silla Rota