• Turismo

Protegerán animales en fiestas de La Candelaria

  • E-consulta
Los toros atravesarán el río en una balsa especial; advierten arrestos si se incumple reglamento.

Autoridades estatales y del municipio de Tlacotalpan elaboraron un reglamento para que el traslado de los toros durante las Fiestas de La Candelaria se realice sin ningún tipo de maltrato al animal, por lo que contempla sanciones, multas e incluso el arresto.

El secretario de Turismo y Cultura, Harry Grappa Guzmán, dijo que aunque el tema es de ámbito municipal, en un esfuerzo coordinado entre ambos órdenes de gobierno, la tradición del embalse de toros recoge sus valores originales, en un contexto actualizado de respeto y protección a los animales.

“Bajo el acuerdo y con el respaldo de los actores de la sociedad tlacotalpeña, aquí representados por el Consejo Municipal Turístico, los toros ahora serán conducidos a través del río en una balsa creada para tal función; no recibirán maltrato de manera previa ni durante su travesía para cruzar el afluente. Al llegar a tierra habrá jinetes a quienes se les asignará el resguardo de un toro, quedando prohibida cualquier agresión”.

Asimismo, informó que el Ayuntamiento de Tlacotalpan promulgará un bando municipal que regulará de manera definitiva el proceso de manejo de los animales y la conducción de los mismos, que contempla inclusive sanciones, multas y el arresto para quienes realicen acciones de maltrato o vejación a los toros.

Grappa Guzmán precisó que se han determinado sanciones que van desde el arresto administrativo por dos o tres días, hasta sanciones de 5 a 10 mil pesos a quienes maltraten a los animales e incumplan las disposiciones de este reglamento.

Por otra parte, el alcalde Homero Gamboa Martínez, señaló que el embalse de toros es una tradición histórica de más de 200 años que no puede ser retirada de la tradicional fiesta que distingue al municipio de Tlacotalpan, razón por la que se va a modificar el paso de los toros para realizarlo como esta práctica se llevaba a cabo en sus orígenes, según investigaciones del cronista de la ciudad.

“Una vez que los soltemos, cada toro va a estar prácticamente custodiado por elementos de la asociación ganadera de Tlacotalpan, que son expertos en el manejo de este tipo de animales, que además no tienen un alto grado de agresividad, pues se trata de animales de campo. Serán protegidos para que, en ningún momento, alguna persona se exceda en el trato a los toros”, concluyó.

Versión para impresión