• Estado

Le fabrican historia en MP de Veracruz y lo encierran

  • Juan Eduardo Flores Mateos
Gamaliel Issa Aiza fue aprehendido por una historia “de fantasía”: abogado

Veracruz, Ver.- El 6 de agosto de 2010, el agricultor Juan Ricardo Mondragón Sarabia le entregó presuntamente nueve millones de pesos en efectivo, dentro de una mochila negra, al empresario textilero Gamaliel Issa Aiza.

Con esa cantidad le compraría 126 mil 399 acciones, el 41 por ciento de una empresa llamada “Colejio de México A.C.”, para hacerlo su socio en un proyecto educativo.

La cita, según las declaraciones de Juan Ricardo Mondragón Sarabia, fue en unas presuntas oficinas de Gamaliel ubicadas en avenida 5 de Mayo, de este puerto, en las que no se menciona ni el número ni más calles.

Tres años después, el 17 de diciembre de 2013 Juan Ricardo Mondragón Sarabia asistió a la agencia primera del Ministerio Público, con Angélica Doria Reyes, para demandar a Gamaliel por fraude, integrándose la averiguación ministerial 1292/2013/I-VER-11.

En el expediente puede verse que se entregaron copias certificadas de transacciones bancarias hechas por esas fechas, de Bancomer, y declaraciones de Manuela Marisol Villegas Robelo, Francisco Pérez y su ex chofer Guillermo Abraham Rangel Meléndez, en los que aseguran que Gamaliel recibió esa cantidad de dinero por parte del agricultor.

Pero dos de esas declaraciones, según el expediente al que tuvo acceso este reportero, se hicieron los días 9 y 11 de diciembre, días antes de la denuncia.

En la diligencia llevada a cabo por la agente del ministerio público, Angélica Doria Reyes, se dice que hizo inspección ocular en las presuntas oficinas (sin mencionar número ni calles, ni personas entrevistadas, sin realizar fotografías) para intentar encontrar al empresario, el 9 de enero de este año, sin éxito.

El 15 de enero, el juez quinto de primera instancia, Roberto Paredes Sánchez, realizó una orden de aprehensión en contra de Gamaliel Issa Aiza, debido a las pruebas presentadas originándose la causa penal 17/2014.

Dos meses después, el 7 de marzo, Gamaliel fue aprehendido en su casa, en Hacienda del Rocío número 6, en Huixquilucan, Estado de México, para ser traído a Veracruz.

Un día después el empresario rindió su declaración, donde Gamaliel al escuchar las acusaciones las rechazó, además negó haber conocido antes a sus acusadores.

La defensa del empresario contrató un peritaje de grafoscopía a Santos Bernabé Cruz, y la Procuraduría de Justicia del Estado realizó el suyo a cargo del perito Jamido Reyes Castillo.

Ambos, con resultados en fecha del 10 de marzo resultaron a favor de Gamaliel negando que la firma en los documentos fueran del empresario libanés.

En el caso de la grafoscopía practicada por el perito Jamido Reyes Castillo puede leerse el dictamen en el oficio con el número de dictamen 1128 y 1210 de registro.

Aún así, el juez Roberto Paredes le giró a Gamaliel un auto de formal prisión, ese mismo día 10 de marzo, para ingresar a las instalaciones de “El Penalito”, a un costado de Playa Linda.

“Le pidieron a la familia 11 millones de pesos”

El abogado de Gamaliel y presidente del Colegio Nacional de Abogados Penalistas, Jorge Reyes Peralta, piensa que hay alguien detrás de toda esta “maquinación” en contra de su defendido.

“Hay alguien detrás de todo esto, alguien muy importante que puede ser dueño de la procu y los tribunales. A la familia, autoridades judiciales le pidieron once millones para dejarlo libre, es un verdadero cochinero”, comenta Reyes Peralta.

En una conferencia de prensa que dio el abogado la mañana de ayer lunes, acusó a la agente del ministerio público, Angélica Doria Reyes, quien en contubernio con el juez quinto, Roberto Paredes, fabricaron un delito donde no existe.

“Nosotros buscamos que se desistan las autoridades de la acción penal, sólo así saldría libre en unas horas”, pidió el abogado, acompañado del George Saad Abi Younes, obispo patriarca de la Diócesis Maronita en México.

En su oficina, el litigante comentó que le parece increíble cómo alguien millonario que se dedica a la agricultura, entrega nueve millones en una mochila negra a alguien que no sabe quién es.

“La mochila negra debió haber sido del tamaño de la mesa, ¿y cómo es que no vio quién era? ¿por qué no hizo un contrato? Eso es de primara, vaya, esta historia es de fantasía”.

Reyes Peralta explicó que Juan Ricardo Mondragón Sarabia, hasta ahora, no se ha aparecido en los juzgados y no dejó ninguna oficina para recibir y oír declaraciones en la ciudad.

“Él es del Distrito federal, de Iztapalapa. Le pusimos el millonario fantasma porque no se aparece. Mi cliente también es de allá y nunca había venido a Veracruz, la pregunta es, ¿quién está detrás de todo esto?”.

“Yo no tenía conocimiento hasta apenas que vienes a verme”: agente del MP

Entrevistada en su oficina de la agencia primera, Angélica Doria Reyes, dice que no tenía conocimiento de las declaraciones de Jorge Reyes Peralta en las que acusa a su oficina de fabricar el delito de fraude en contra de su cliente.

“Yo no tenía conocimiento hasta apenas que vienes a verme”, respondió.

Al ser actualizada, Angélica Doria explica que ella verificó que las pruebas fueran ciertas y que el juez debió haber hecho la valoración correspondiente de las mismas para girar el auto de formal prisión.

“A partir de que existe una acción penal nosotros dejamos de tener conocimiento del tema”.

La agente dijo que no sabe qué pruebas descargó la defensa ante el juez, en las 72 horas, para que se girara el auto.

“No sé qué pruebas de descargo realizó la defensa. En el comunicado de prensa no se dice qué pruebas ofreció la defensa a favor de él. En ese caso el juez hace la valoración y es el único facultado para dar un auto de libertad o de prisión”

La agente explicó que de las pruebas de cargo que le corresponden a ella, todas fueron verificadas, pero a quien compete expedir un auto de formal prisión o de liberación, en el término de 72 horas, es al juez.

En cuanto a las acusaciones, Angélica Doria Reyes dijo que no podía rechazar algo que ya habían hecho, y que el abogado estaba en su derecho de “expresar” lo que guste.

“Si en las demás procuradurías se fabrican delitos, pregúntele al procurador”

Entrevistado vía telefónica, el subprocurador Arturo Herrera Cantillo negó que en la región que a él le corresponde se fabriquen delitos.

“Yo, Arturo Herrera Cantillo, le puedo decir que no fabrico delitos, si en las demás procuradurías se fabrican o no, puede preguntarle usted, con todo respeto, al procurador que es mi jefe”, respondió.

Además se negó a lanzar una opinión referente al caso del libanés Gamaliel Issa Aiza, pues dice que Reyes Peralta es un buen abogado, que ya sabe lo que tiene que hacer.

“Mire, no es que le batee la bola, pero Jorge es un gran litigante, ya sabe a dónde tiene que acudir, ya se lo dije a él, y son cosas que no le puedo decir a usted, yo Arturo Herrera Cantillo, a título personal le puedo decir que no fabrico delitos” puntualizó.

Versión para impresión