• Nación

Se llegará al fondo y no habrá carpetazo por desaparecidos

  • E-consulta
Solalinde acusó a la jerarquía eclesial de ser partícipe de la tragedia por su actitud de “acompañamiento” a un gobierno que no da resultado

El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, descartó que “se le quiera dar carpetazo al caso de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa”, al afirmar que hay un principio de justicia en este asunto.

“Si le quisiéramos dar carpetazo ya lo hubiéramos cerrado... no nos interesa cerrarlo, nos interesa llegar hasta el fondo”, puntualizó Murillo Karam en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia.

Insistió en que tiene “la certeza de que en ese lugar —en el basurero de Cocula— se asesinó y se quemó a un grupo importante de personas. Tengo indicios de que pudieran ser los estudiantes”.

Pero eso, agregó, depende de los especialistas y los técnicos expertos de Austria.

“De lo que se trata es de realmente saber qué pasó... no sé cuánto nos vayamos a tardar, pero vamos a llegar a la verdad”, aseguró el procurador según una nota del periódico Excélsior.

Murillo dijo que él mismo acudió al basurero de Cocula y detalló que “al principio me confundí, porque vi algunas ropas, pedí que lo revisaran todo, pero luego ya me enteré que habían quemado todo. Dice uno de ellos que el líder, un tipo que le dicen El Cepillo —que todavía no está detenido— los obligó a quemar la ropa que ellos traían puesta, para que no quedara huella de nada”.

Sobre el móvil de la ejecución, afirmó que cuenta con dos líneas: una sería motivada por las exautoridades del municipio de Iguala y otra “apunta al crimen organizado, que aprovechó la situación para apoderarse del control del terreno”.

Por otra parte, en entrevista radiofónica, Murillo afirmó que el líder de los Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, declaró que recibió un mensaje de El Gil donde decía que eran atacados por el grupo rival: “Nos atacaron Los Rojos, nos estamos defendiendo”.

Citando de manera textual, Murillo aseveró que al día siguiente El Gil le dijo a Sidronio: “Los hicimos polvo y los echamos al agua, nunca los van a encontrar”.

Reconoce que “pudo haber cometido un error por cansancio”. Asegura que esperan resultados de peritos para dar conclusiones sobre el caso.

Dejó en claro que su expresión de cansancio, pronunciada durante la conferencia del viernes pasado, responde “a que tenía 40 horas sin dormir, venía de una reunión difícil, con los padres de los normalistas desaparecidos, y las preguntas (de los medios) eran repetitivas”.

Aceptó que “pude haber cometido un error por cansancio”, aunque afirmó que continuará la búsqueda de los jóvenes, “porque mientras no tenga la evidencia científica de que son ellos, hay que seguir buscando”, el tiempo que sea necesario.

“La búsqueda va a seguir mientras no tengamos evidencia de otra cosas. El tiempo que sea necesario, hasta que se agote todo”, insistió.

Sobre la desconfianza que han manifestado los padres de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, el titular de la PGR dijo que “es absolutamente natural, si yo estuviera en la situación en que ellos están, estaría en lo mismo, la esperanza es lo último que hay que perder”.

Actualmente la PGR cuenta con diez órdenes de aprehensión y casi todas van enfocadas a ese grupo, “porque son los autores materiales, los policías se los entregan a ellos”.

Abarca fue detenido en Veracruz y sembrado en el DF

El sacerdote Alejandro Solalinde aseguró que a José Luis Abarca Velázquez, ex alcalde de Iguala, Guerrero, “lo encontraron en Veracruz y lo fueron a sembrar a territorio opositor en el Distrito Federal, en Iztapalapa, donde hay tantos electores (es la demarcación más poblada del país).´

Ahí se subrayó la complicidad del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que había sido tan buena comparsa (en las recientes reformas) del Revolucionario Institucional (PRI), igual que Acción Nacional”.

Ante cientos de alumnos de la Universidad de Guadalajara reunidos en el paraninfo Enrique Díaz de León, donde impartió la conferencia Ayotzinapa, verdad y justicia, aseveró que el gobierno supo desde antes lo que había sucedido con los 43 normalistas de Ayotzinapa, pero administró la información con fines electorales. Llamó a estudiantes y jerarquía católica a que se sumen y den “una respuesta de emergencia ante un país que está a punto de incendiarse”.

El gobierno “ha estado administrando esta información para aprovechar tiempos políticos. No es cierto que le interese la tragedia; lo que le interesa es sacar provecho electoral

“Se trata de un control de daños políticos, un control de daños partidistas. Han estado manipulando toda la información para beneficio del PRI-gobierno”, sostuvo el sacerdote según otra nota del diario La Jornada.

El también director del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, con sede en Ciudad Ixtepec, Oaxaca, afirmó que en Guerrero la finalidad es que el PRI recupere el gobierno, por lo cual existen varias estrategias, que incluyen criminalizar la protesta, culpar a otros “y mostrar que ellos son mejores”.

Ante la “porquería de país” que la ciudadanía padece, por un narcoestado que no gobierna, sino administra a favor del neoliberalismo y castiga la disidencia, dijo que las protestas en el país son “signo de los tiempos”, una “prueba irrefutable de una necesidad de cambio” al que la cúpula de la Iglesia y los jóvenes tendrían que ser sensibles.

Solalinde acusó a la jerarquía eclesial de ser partícipe de la tragedia nacional por su actitud de “acompañamiento” a un gobierno que no da resultados ni en la seguridad ni en lo económico.

“La Iglesia católica ha sido también compañera de cúpula y de agenda cupular de un gobierno simulador, al que le han dado su lugar como si de veras fuera un gobierno responsable.”

Versión para impresión