• Gobierno

Aprehende FGE a 10 sujetos y resuelve 3 secuestros agravados

Orizaba, Ver., 13 de mayo de 2015.- La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), esclareció el secuestro y homicidio de una persona ocurrido en 2014, en Orizaba, y dos más en la zona centro de la entidad, al desarticular a una banda integrada por nueve hombres y una mujer.

Los 10 sujetos son procesados ante el Juzgado de Primera Instancia de Orizaba, como presuntos responsables de cometer al menos tres secuestros agravados en el centro del estado, el último en esta ciudad, donde privaron de la vida a la víctima.

Con la captura de estas personas, realizada en 2014 por la UECS, la FGE esclareció en primera instancia dos secuestros, en uno de los cuales se rescató con vida a un menor de edad de identidad resguardada.

Al continuar con las investigaciones de los historiales de los detenidos y comparando su modus operandi, se tuvo conocimiento de su participación en el último de los secuestros ocurrido en Orizaba, cometido en agravio de quien se identifica como A. A. C.

Hecho que fue sustentado por la Fiscalía bajo la jurisdicción de la UECS, ante el Juez Tercero de Primera Instancia, que ante las probanzas obsequió una nueva orden de aprehensión en fecha reciente, que fue cumplimentada contra los 10 sujetos como presuntos responsables del delito de secuestro agravado, según hechos que constan en la Causa Penal 35/2015-I.

Todos fueron internados en el penal Duport Ostión el año pasado y responden a los nombres de Salvador Salinas López, Claudio Pérez Martínez y Mario Alberto Rodríguez Rodríguez; así como Oswaldo David Flores Bonilla, alias El Pichón, El Chaquetín, El Chaquetas, Spiderman o El Carlos; Elizabeth Secundino López, Ely; Fernando de la Cruz Bravo, El Fercho; Raymundo Cruz Cruz, El Nariz o El Aguijón; Leopoldo Porras Ventura, Woki; Pedro César Reyes Hernández, El Pitayo, y Jair Rosales Vázquez, El Jocko, quienes enfrentan tres procesos penales por secuestro agravado, en agravio de varias víctimas.

Con estas acciones queda demostrado que, tarde o temprano, los probables responsables serán llevados ante los jueces para que paguen por sus delitos, y se garantiza que ningún ilícito quedará en la impunidad.

Versión para impresión