• Sociedad

En México se puede ser político, católico y asesino: Solalinde

  • E-consulta
El padre Alejandro Solalinde criticó que en México la mayoría de quienes se mueven en la política son corruptos y se llevan con obispos.

Xalapa, Ver.- El padre Alejandro Solalinde Guerra, criticó la religiosidad de algunos políticos, pues aseguró que la mayor parte de los políticos corruptos son católicos, y desconocen la voluntad de Dios.

"Si la Iglesia se ha vuelto una tiendita que vende sacramentos y no inculca valores, está fallando (...) Todos los políticos corruptos son católicos, se llevan con todos los obispos. Cómo es posible que sean tan ignorantes, tan religiosos".

"La fe es obedecer eso que creemos que Dios nos pide y no lo que nos conviene. Hoy se puede ser muy religioso y ser asesino, ser corrupto y estar en un cartel. Tuve la oportunidad de conocer a un zeta, porque estamos en la tierra de ellos y los originales eran personas católicas, educadas y no empezaron a tener esos actos terribles, sanguinarios, fueron sus operadores que llegaron de Centroamérica".

El director del albergue "Hermanos en el Camino" en Ixtepex, Oaxaca, aseguró que México está enfermo y que esto se debe a un desequilibrio en lo que significa para el capitalismo ser una persona, pues lo reduce a meros consumistas.

Añadió que hay una visión distorsionada del sistema capitalista que afecta también al sistema político y genera servilismo y corrupción.

"El mundo está enfermo y México también hay un desequilibrio en todas las partes que logran que una persona sea es. Los Gobiernos terminan como empleadillos de algunas trasnacionales".

Al impartir la conferencia "La Crisis en México: Un problema de ética", aseguró que los ciudadanos son reducidos a meros compradores, lo cual los deja indefensos, especialmente a los campesinos de los cuales dijo que están en riesgo de extinción.

En el caso de las mujeres, lamentó los casos de feminicidios y la discriminación que actualmente viven en la sociedad y hasta por parte de Iglesia.

Solalinde Guerra abundó que esta crisis es solapada por la administración de la pobreza durante, por ejemplo, los procesos electorales.

"Se administra bien la pobreza porque una vez que estén hambreados, los tengamos que comprar con cualquier limosna", indicó el activista en defensa de los de derechos humanos.

Por ello, aseguró que hace falta una visión humanista que plantee derechos básicos como a la educación, a la alimentación suficiente, a la expresión sin ser reprimido, a relacionarse, a asociarse, y a la dimensión espiritual. 

Avc

Versión para impresión