• Sociedad

Más de 300 defraudados por falsas empresas gestoras de crédito

  • E-consulta
Se lanzó una alerta sobre" financieras": Gefna Gestores Nacionales, World of Money, Global Financial, CrediMexico y Actifín.

Xalapa, Ver.-  En los últimos tres meses, la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco), detectó al menos 300 casos de fraude de supuestas empresas gestoras de créditos, que timan a los usuarios prometiendo prestamos falsos a cambio de un porcentaje de dinero, a la fecha el monto defraudado asciende a más de un millón de pesos.

En Xalapa, en las últimas semanas se han clausurado al menos cinco empresas de este tipo que se anuncian en periódicos y radio, algunas son las mismas y solo cambian de domicilio para despistar a los clientes.

La Profeco lanzó una alerta a los consumidores sobre las “financieras” bajo el nombre de: Gefna Gestores Nacionales y World of Money, ubicadas en Maestros Veracruzanos 202 y Cempoala esquina con 20 de Noviembre, de Xalapa.

Estas gestoras también operaban bajo el nombre de Global Financial, CrediMexico y Actifin, ubicadas en oficinas de Diego Leño y 20 de noviembre.

Las empresas ofrecían créditos que van desde los 100 mil hasta los ocho millones de pesos a tasa fija a otorgar en un plazo de máximo ocho días, a cambio de un porcentaje de dinero que variaba de los cuatro hasta los 50 mil pesos, sin embargo nunca entregó los créditos prometidos.

De acuerdo a información de la Profeco, estas empresa forman parte de una red a nivel nacional dedicada a los fraudes masivos, y que opera por un máximo de tres meses en un lugar, hasta que se desmantela y se reubica en otra zona.

Por este fraude, la delegación ha recibido cientos de quejas, aunque recomendó que se debe acudir directamente ante la Fiscalía General del Estado para denunciar por el delito de fraude, pues las “gestoras” de las empresas no acudirán a las reuniones conciliatorias de la Profeco.

Autoridades de Profeco explicaron que asesoran a los defraudados para presentar las denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Mientras tanto los defraudados se agrupan para presentar denuncias masivas contras estas empresas y los “gestores”, a quienes entregaron dinero en efectivo que va desde los 4 mil hasta los 50 mil pesos para tramitar los créditos.

El modus operandi de la empresa, es anunciar la gestoría de créditos de 150 mil hasta ocho millones de pesos, sin aval ni garantías a aprobar en un máximo de ocho días.

Luego de pedirles documentación oficial como IFE, comprobantes de domicilio y de nómina, los gestores cobran a los incautos 600 pesos por verificar sus datos y sus domicilios.

Además ofrecen que por dos mil pesos más, agilizan los trámites del crédito para aprobarse en un máximo de cinco días.

Después de eso, los gestores simulan la firma de un contrato y dan largas a la obtención del crédito bajo pretexto de “retardos administrativos”, hasta desaparecer por completo del domicilio.  

Avc

Versión para impresión