• Nación

Describen abusos y vínculos entre Los Zetas y funcionarios de Coahuila

  • E-consulta
La Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas presentó los hallazgos de un informe que analiza los testimonios de testigos.

Fotografía: © Ronaldo Schemidt/AFP

CIUDAD DE MÉXICO– Un informe de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas documenta los nexos entre el crimen organizado y autoridades e instituciones públicas en Coahuila y los abusos a derechos humanos que esta estrecha relación facilitó. El informe analiza las declaraciones de 24 testigos en tres juicios federales contra integrantes de Los Zetas que se realizaron en San Antonio, Austin y Del Rio, Texas entre el 2013 y el 2016.

“Control…Sobre Todo el Estado de Coahuila’: Un análisis de testimonios en juicios contra integrantes de Los Zetas en San Antonio, Austin y Del Rio, Texas” es un informe de 53 páginas que representa año y medio de investigación y revisión de expedientes y testimonios de estos casos por estudiantes y el Director de la Clínica. Las dos conclusiones principales que surgen de los testimonios son que el Cártel de Los Zetas cometió numerosos abusos a los derechos humanos con impunidad. La segunda es que las instituciones y funcionarios púbicos de Coahuila tuvieron un papel, ya sea por acción u omisión, en la comisión de estos abusos.

El informe documenta los abusos a los derechos humanos que son mencionados en las declaraciones de los testigos, incluyendo las desapariciones y los asesinatos masivos en marzo y abril del 2011 durante lo que se conoce como las Masacres de Piedras Negras y Allende. Además, el informe resalta el patrón de secuestros, asesinatos, tortura y desapariciones en contra de cualquier persona que Los Zetas consideraran una amenaza a sus operaciones ilícitas o como una manera para intimidar y reclutar personas. Los testigos declararon sobre la manera cruel en la que Los Zetas despojaban a sus víctimas de su humanidad, les asesinaban y se deshacían de sus cuerpos.

Ariel Dulitzky, el Director de la Clínica de Derechos Humanos, indicó que “según los testimonios, la influencia de Los Zetas sobre autoridades del estado de Coahuila en todos los niveles de gobierno les permitió perpetrar estos abusos a derechos humanos con impunidad, y en ocasiones, con el apoyo directo de funcionarios públicos”. Dulitzky insistió que esta conexión relatada por los testigos debe ser investigada en profundidad.

El informe de la Clínica resalta que los testigos en los juicios en Texas relataron que el control del cártel se extendió a jefes de la policía municipal, procuradores estatales y federales, centros penitenciarios estatales y sectores de la Policía Federal y del Ejército mexicano. Varios testigos hicieron declaraciones sobre sobornos de millones de dólares pagados a Humberto Moreira y a Rubén Moreira, el anterior y el actual gobernador de Coahuila respectivamente, a cambio, según los testigos, del control total del estado.

[relativa1]

Los tres juicios analizados dejan claro que el gobierno de los Estados Unidos tiene información importante sobre abusos a derechos humanos cometidos por Los Zetas. Según Sarah Gohary, coautora del informe y estudiante de la Clínica, “esto indica que es posible que el gobierno de los Estados Unidos tenga información que no ha sido compartida que podría ayudar a esclarecer algunos asesinatos o desapariciones cometidos en México.”

Sin embargo, el Estado mexicano no ha investigado las declaraciones que surgieron de estos casos, incluso cuando el gobierno de los EE.UU. le compartió información importante de manera directa. “Las autoridades mexicanas se han negado deliberado a impulsar procesos de justicia a pesar de tener información sobre los numerosos abusos a los derechos humanos perpetrados por integrantes del cártel de Los Zetas”, dijo Moravia de la O, coautora del informe y estudiante de la Clínica.

“Tanto Los Zetas como el Estado son responsables por la violencia en Coahuila. En el mejor de los casos, el Estado hizo caso omiso a la corrupción generalizada y los graves abusos a los derechos humanos cometidos por Los Zetas en Coahuila y, en el peor de los casos, participó directamente en cometer estos abusos”, concluyó Dulitzky.

Versión para impresión