• Estado

Madres de desaparecidos exigen a Yunes y PGR investigar nexo Fidel-Duarte y Zetas

  • Miguel Ángel León Carmona
Yunes Linares debe investigarlos por desaparición forzada, "si quiere justicia y tiene voluntad, por dondequiera puede buscar información”.

Xalapa, Ver. – Madres de desaparecidos, señalaron que los nexos de los exgobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa con el cartel de los Zetas fue “un secreto a voces” en Veracruz. No obstante, aseguraron que, “sorpresa sería” si ambos fueran investigados por desaparición forzada de personas y delincuencia organizada.

Lo anterior, tras la publicación de un informe de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, que evidenció un presunto encuentro entre Javier Duarte y Heriberto Lazcano el “Z-3”; así como un financiamiento de 12 millones de dólares en favor de la campaña a la gubernatura de Fidel Herrera.

“Es un hecho que Veracruz cayó en manos de la delincuencia. Me sorprende que tuvo que venir la investigación de una Universidad de fuera, ya que los gobiernos estatal y federal no han querido ver el problema”, opinó Lucía de los Ángeles Díaz Genao, líder del colectivo Solecito Veracruz.

[relativa1]

La entrevistada, reprobó que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) investigar los vínculos de Herrera Beltrán con la delincuencia organizada, pues dijo, es una manera de evadir su responsabilidad para procesar a los exmandatarios por delitos del fuero común.

“A Yunes le toca investigarlos por la desaparición forzada de miles de personas en ambos gobiernos. Si de verdad quiere justicia y tiene voluntad para hacerlo, por dondequiera puede buscar información”, abundó Díaz Genao. 

Explicó que su agrupación, integrada por víctimas indirectas, recopilaron casos de desapariciones que habrían ordenado o solapado servidores públicos de alto rango al que llamó “un acervo de desaparecidos”. Por ello, invitó a Yunes Linares a retomar el trabajo de las madres de desaparecidos, que a la vez forman parte de averiguaciones ministeriales de la Fiscalía General del estado (FGE).  

"Lo que yo quiero oír de un gobernador con pantalones es que aquí se está trabajando a marchas forzadas para hacer procesos de lo que vemos en el informe de la Universidad de Texas y con lo que nosotros hemos investigado”, exigió Díaz Genao.

La madre de Luis Gerardo Lagunes Díaz, desaparecido desde 2013 en Veracruz, dijo en lo que respecta al gobierno federal, que no tiene la autoridad moral para investigar a los dos exmandatarios. “Es una red de complicidades. La delincuencia organizada patrocinó a gobernadores, pero a la vez ellos apoyaron campañas presidenciales. No veo quién le vaya a poner el cascabel al gato”.

Lo anterior, en referencia a la detención de dos excolaboradores de Javier Duarte en 2012 en el Aeropuerto de Toluca, tras ser sorprendidos con 25 millones de pesos en efectivo depositados en maletas. Políticos de oposición acusaron que el dinero estaba destinado para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Díaz Genao agregó que en una reunión con Jesús Murillo Karam, exprocurador general de la República, ella le informó las desapariciones forzadas que se cometían en la entidad, en el sexenio de Javier Duarte. “En pocas palabras, me contestó que en Veracruz no se metían”, compartió.  

“El asesinato en casa de Javier Duarte es una calca de la indolencia que mostró en su gobierno”

Aracely Salcedo Jiménez, líder del colectivo Familias de desaparecidos Córdoba-Orizaba, subrayó un posible encuentro -citado en el informe de la Universidad de Texas- entre Javier Duarte y Heriberto Lazcano el “Z-3”, uno de los capos más sanguinarios de Los Zetas, en el que también estuvieron presentes Rodrigo Santos (el “Cien”) y Daniel Menera Sierra “El Danny”.

[relativa2]

Con base en una declaración de Rodrigo Humberto Uribe Tapia, integrante de Los Zetas, después de dicha reunión Lazcano asesinó a una contadora en el jardín de la casa de Duarte de Ochoa. Homicidio del cual no hay registro a la fecha.

“Si hubo un asesinato en casa de Duarte y no denunció, qué se pudo esperar del tema de los desaparecidos. Esa indolencia es calca de lo que fue su gobierno. Hubo compromiso, sí, pero no con la ciudadanía sino con la delincuencia organizada”, declaró la madre de Rubí Salcedo Jiménez, desaparecida en Orizaba, en septiembre de 2012.

La defensora de los derechos humanos, aseguró que el gobierno de Duarte fue enterado del operar de un jefe de plaza en la zona centro de Veracruz, que trabajaba bajo las órdenes de “El Z-3”, aviso que no fue atendido por la autoridad pasada.

“El gobierno de Duarte lo supo y fue omiso. A su paso, los Zetas dejaron fosas clandestinas pro todas partes, en Río Blanco, en Amatlán de los Reyes, Paso del Macho, Ixtaczoquitlán, Tihuatlán. Todo eso lo pudieron evitar”, abundó.

Salcedo Jiménez fue la mujer que increpó a Javier Duarte en octubre de 2015, en Orizaba Veracruz. “Aquí está su pueblo mágico, señor, donde desaparecen a nuestros hijos”, espetó ante la falta de avances en averiguaciones ministeriales.

“Entre gitanos no se leyeron las manos”

Belén González Medrano, líder del colectivo de desaparecidos de Coatzacoalcos sostuvo que “todo mundo supo de la relación del gobierno con Los Zetas, nosotros vivimos las desapariciones en carne propia, pero dicen que entre gitanos no se leen las manos”.

La madre de Jacob Vicente Jiménez González, desaparecido en 2015, en Coatzacoalcos, la incursión de Los Zetas en Veracruz, se originó en el mandato de Herrera Beltrán. “Fidel permitió todo eso y se lo heredo a Duarte. “Ellos protagonistas de este problema”, agregó.

La madre opinó que la presunta alianza gobierno-delincuencia organizada, que se presentó en el informe de la Universidad de Texas, “se sabía a los ojos de todos. Es algo que no nos sorprende, sorprendería que los a Duarte y a Fidel los investigaran por tanto mal causado”.

[relativa3]

Versión para impresión