• Sociedad

Los 5 puntos que podrían arruinar tu primera cita

  • La Silla Rota
Muchos nos hemos enfrentado a estas preguntas en una primera cita ¿Cómo voy a empezar la plática?, ¿debe haber besos o no?

La conversación en la primera cita es básica para conocer más de la mujer que te gusta. Una de las cuestiones que impide establecer una buena comunicación en la primera cita es la timidez y puede generar graves errores en la primera cita.

Para que te des una idea de la importancia de la primera cita, la Universidad de Stanford determinó que 2 de cada 3 parejas se han conocido y presentado, luego del accidental choque en el que los cuadernos y útiles caen: el primer contacto es clave.

Así, que antes de que sigamos, te pregunto: ¿qué quieres con esa mujer?, ¿qué es lo que esperas de esa cita? y ¿para qué invitarla a cierto lugar?

[relativa1]

5 puntos aterradores en la primera cita: ¡Tips para hombres!

Te lo pregunto porque cuando sepas esto, será más sencillo para ti establecer una agenda o ruta de desarrollo de la cita: temas de conversación, acciones o el "mejor momento".

Si no me crees, sólo piensa en cuántas veces has escuchado a las mujeres decir "es que no sabe lo que quiere".

A continuación te presento los 5 principales errores en la primera cita y que pueden asustar a las mujeres:

1. Besar. A no ser que sea el momento y que veas alguna señal clara de que ella también lo desee, evita "lanzarte".

Puede pensar que te urge el contacto físico. Tranquilidad y discreción, a las mujeres nos gusta ser escuchadas.

2. Celular. A no ser que se trate de una emergencia, pasar todo el tiempo en tu celular no es la mejor idea.

Tu cita puede pensar que eres descuidado o distraído, en el peor de los casos que tienes "adicción a las redes sociales".

Tampoco se vale que lo hagas con toda la intención de dar a entender que estás incómodo. Sé siempre claro y sincero.

[relativa2]

3. Fotografías. Evita tornar la plática en aspectos puramente superficiales y menos aún mostrarle esas fotos sexys con las que quieres sorprender: para todo hay un momento, paciencia.

4. Llorar. Quizá sales con una psicóloga, pero créeme que aunque lo sea, no es el momento de contar esos traumas o momentos incómodos de tu niñez.

Después de todo, la relación que esperas es una relación sana, ¿no? De nuevo, con calma es la primera impresión.

5. Coquetear. Si van al restaurante y mientras ella platica, tus ojos, cabeza, cuello, cuerpo y extremidades se posan en la mesera, vecina, etc., cuidado, puedes dar la imagen de mujeriego o estar (de nuevo) en modo urgencia.

¡Supera la timidez pero guarda la calma!

Con información de La Silla Rota

Versión para impresión