• Estado

Agentes PGR trabajan en zonas de riesgo en Veracruz y sin viáticos

  • Miguel Ángel León Carmona
"A cada investigación salimos con el ‘Dios ayúdame’", dice el oficial de la PGR.

Xalapa, Ver. – Pedro es un oficial de la PGR y desde agosto de 2017 asegura que la dependencia “se volvió un desmadre en el pago de viáticos”. Él y otros elementos de investigación asignados en Veracruz y en el resto de la república han tenido que pedir prestado para cumplir con sus tareas y no ser removidos de sus puestos.

“A cada investigación salimos con el ‘Dios ayúdame’, andamos estirando el dinero de nuestra quincena en vez de darle lo que le corresponde a nuestras familias, ellos también están apechugando este problema”, comparte el agente, quien será llamado Pedro por temor a represalias en su sitio de trabajo. 

[relativa1]

El entrevistado refiere que ni él ni su grupo han recibido pagos por conceptos de viáticos desde la segunda quincena de agosto de 2017 y dijo que el adeudo oscila entre los 60 y 70 mil pesos por cada elemento adscrito a la Procuraduría General de la República (PGR).

“Ya estamos cansados. Buscamos los hoteles más económicos que podemos, y la comida más raquítica para solventar los viáticos. Al regresar de las diligencias preguntamos en el cuartel de la Policía federal por los rembolsos, pero nos dicen lo mismo de siempre, que no hay dinero”, abunda Pedro.

La Silla Rota y E-Consulta Veracruz tienen en su poder el estado de cuenta del oficial agraviado con fecha del 21 de noviembre de 2017, en el cual la dependencia federal reconoce una deuda correspondiente a la segunda quincena de agosto por un monto aproximado de 16 mil pesos. 

Pedro explica que sus ingresos netos mensuales son de 17 mil 500 pesos, mismos que se han visto reducidos hasta en un 60 por ciento debido a que en los últimos tres meses él y sus compañeros han solventado gastos de hospedaje, comida, transporte, renta de vehículos, gasolina y casetas de cobro.

“Yo vengo sobreviviendo con 8 mil pesos al mes. A veces entre compañeros nos apoyamos, los que no tenemos esposa le echamos la mano al otro. Nos prestamos dinero para cubrir colegiaturas, comida y gastos como la luz, agua”, agrega el oficial.

[relativa2]

A las limitaciones económicas emitidas por Pedro, refiere que su trabajo también implica riesgos de seguridad al tener presencia en municipios como Tuxpan, Poza Rica, Papantla, Minatitlán, Coatzacoalcos y Acayucan, en Veracruz, territorios con una fuerte presencia de grupos de la delincuencia organizada.

“Lo que debemos de traer en la bolsa por nuestro trabajo no lo tenemos y aun así arriesgamos nuestras vidas. Anteriormente salías de comisión y ya te estaban dando tu depósito o tu cheque de viáticos. Desde 2016 comenzaron a retrasarse los pagos 8 o 15 días. Pero bueno, lo de ahorita ya se volvió un desmadre”, recrimina.

Pedro asegura que, el problema se repite con otros grupos de investigación de la PGR, quienes han manifestado su inconformidad por medio de escritos a Mario Leonardo García Ramos Larrauri, director general adjunto de administración y servicios. “Su respuesta es que no hay dinero, hagan lo que quieran”, asegura.

Pese a la inconformidad de parte de los elementos de la PGR, Pedro explica que faltar a su deber es motivo de sanciones por no acatar una orden y omisiones. “Si uno se niega, a las 72 horas ya están dando vista a Visitaduría y eso implica que nos cambien de área, de dirección o hasta de baja definitiva”.

El entrevistado exhortó a las autoridades de PGR a cumplir con el pago de viáticos, pues refiere que su situación económica es cada vez se vuelve más complicada. “Llegamos de comisión y ya nos están asignando una nueva. Ya no sabemos cómo le vamos a hacer. Solo pedimos lo que marca la ley”, concluyó.

[relativa3]

Versión para impresión