• Estado

Yunes castigará al campo veracruzano en presupuesto 2018

  • Miguel Ángel León Carmona
En total serán siete las instituciones que verán reducidas sus aportaciones. Sedarpa será la más afectada.

Xalapa, Ver.- La Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa) será la dependencia castigada en el último año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. De acuerdo con el Presupuesto de Egresos 2018, sufrirá un recorte de casi 500 millones de pesos, equivalente al 61.2 por ciento que recibió en 2017.

En total serán siete las instituciones que verán reducidas sus aportaciones. Sedarpa, a cargo de Joaquín Guzmán Avilés, será la más afectada al recibir únicamente 316 millones 316 mil pesos, de lo cual el 36 por ciento estará sujeto al gasto corriente, es decir a la nómina de trabajadores y a gastos de mantenimiento.

[relativa1]

Le siguen la Secretaría de Trabajo, Previsión Social y Productividad (STPSP) con una reducción del 61.1 por ciento; Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) 44 por ciento; Secretaría de Turismo (Sectur) 10 por ciento; Secretaría de Protección Civil (PC) 7.5 por ciento; Secretaría de Gobierno (Segob) 6.9 por ciento; y Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (Sedecop) con un recorte del 5.4 por ciento.

Veracruz alberga 3 mil 284 ejidos y comunidades, que representan el 40 por ciento del territorio veracruzano. Además, hay 400 mil personas dedicadas al campo y más de 2 millones de familias que dependen de este sector primario.

En el caso de Sedarpa, que brinda cobertura al campo, uno de los sectores más agraviados en Veracruz, Joaquín Rosendo Guzmán advirtió desde el inicio de su administración que el monto asignado a la entrega de apoyos productivos -400 millones de pesos- no sería suficiente para cubrir las demandas en 2017.

Dicho recorte presupuestal, se dio pese a reuniones de Yunes Linares con el sector jornalero en su campaña a la gubernatura, donde manifestó que una de sus prioridades para el sector agropecuario sería implementar un programa de apoyo inmediato a las miles de familias en situación de pobreza.

[relativa2]

“Durante años el campo veracruzano ha estado en el olvido, basta recorrer las áreas rurales para percibir la desesperanza de la gente y darse cuenta que son utilizadas simplemente como reserva de votos por los gobiernos priistas para ganar elecciones, a estos gobiernos no les interesa ni su bienestar, ni su desarrollo”, manifestó Yunes en febrero de 2016.

El 08 de enero de 2017, Daniela Griego Ceballos, diputada local de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y representante de la organización MAIZ señaló que el presupuesto reducido desde 2017 incrementaría los cinturones de pobreza así como los índices de migración.

Con 326 millones de pesos asignados en 2018 los retos para el próximo ejercicio fiscal en Sedarpa serán la creación de numerosos proyectos que busquen “erradicar la carencia alimentaria en el medio rural. Adicionalmente se colaborará para el Seguro Catastrófico y se dará apoyo a las Uniones de Ganaderos”.

El presupuesto de Egresos del gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, también prevé esquemas de sanidad y seguridad alimentario a fin de estar en condiciones de afrontar las nuevas disposiciones en cuanto a inocuidad, impuestas por el mercado internacional.

Para Rafael Arias Hernández, economista e investigador de la Universidad Veracruzana (UV) “es muy preocupante que no se atienda al campo porque no se combate la recesión económica que padece Veracruz. No se atiende la creación de empleo, no se combate las causas de la pobreza y solo se favorece el asistencialismo y la manipulación de programas sociales”.

[relativa3]

De acuerdo con el catedrático de la UV, el presupuesto de 2018 no atiende las necesidades reales de Veracruz, ni abona a la reactivación económica.

“La política gubernamental estatal es incompleta, es parcial y no atiende a las mayorías más necesitadas. El estado se enfrenta a una serie de dificultades que no ha podido resolver, porque este mini gobierno se está dando cuenta que no tiene recursos ni capacidad de respuesta suficiente y que ya está en su último año de gobierno”, concluyó.

Versión para impresión