• Estado

Mujeres trans en Veracruz luchan por su identidad y contra la discriminación

  • E-consulta
Son objeto de maltrato de las autoridades, elementos de seguridad, instituciones encargadas de impartir justicia, y hasta de la sociedad

Xalapa, Ver.- Las mujeres transexuales en Veracruz enfrentan una situación de discriminación e invisibilización, que va desde el mal trato que reciben de parte de las autoridades, los elementos de seguridad, las instituciones encargadas de impartir justicia, las autoridades civiles y la sociedad que les relega a empleos no deseados e ingresos por debajo de los que podrían percibir.

Coinciden en esta afirmación las activistas de la comunidad lésbico gay, transexual, transgénero e intersexual, (LGBTTI), Jazz Bustamante y Silvia Susana Jácome García, quien señalan que el recuento de agresiones es por lo menos impactante.

Solo en lo que va del año, de los 15 crímenes en contra de personas LGBTTI, ocho han sido contra mujeres trans, a las cuales se les ha revictimizado, acusándolas de dedicarse al trabajo sexual, de formar parte de la delincuencia organizada como narcomenudistas o incluso como halconas para diversos grupos.

[relativa1]

Con estos argumentos, explicó Jazz Bustamante, se les ha negado el acceso a la justicia y se ha revictimizado a estas personas que en muchos de los casos fueron víctimas de crímenes de odio, por parte de personas que han sido seducidas por los discursos conservadores que condenan a las personas con preferencias o identidades diferentes a las de la gente heterosexual.

"La realidad que vivimos las mujeres trans en el estado es muy desalentadora, en primer lugar porque no se respeta nuestra identidad de género, no tenemos acceso laboral digno, es muy precario y estamos predestinadas a hacer trabajadoras sexuales, estilistas o imitadoras en algún antro, o incluso meseras en algún bar", dijo.

Esto es a consecuencia de los prejuicios que existen en la sociedad, pues a los empleadores no les importa el nivel de estudios, la especialización o la capacidad de las personas transexuales, simplemente se les niega el acceso al empleo de manera sistemática, orillándolas a actividades que las encasillan en roles que ellas no quieren, pero que se ven obligadas a asumir ante la necesidad de trabajar.

Esto deja en una situación de vulnerabilidad a estas mujeres, dijo, poniéndolas incluso en situaciones de riesgo, pues muchas veces son amenazadas por los grupos delincuenciales y utilizadas mediante la fuerza y el uso de las armas para que realicen actividades que no desean hacer, algunas incluso fuera de la ley.

Agregó que ante la situación que han visto con las mujeres trans que diariamente se quejan de su contexto, organizaciones como "Soy Humano" a la que pertenece Jazz Bustamante, han llegado a la conclusión de que "no nos dan el empleo por los prejuicios y esos prejuicios son porque no hay concordancia con nuestras identificaciones oficiales y la identidad con la que nos sentimos identificadas".

[relativa2]

Esta es una situación que también Silvia Susana Jácome reconoce como una violación flagrante a estas mujeres, así como un acto de discriminación, pues se ha llegado a caer en la negativa por parte del Congreso Local a legislar a favor del cambio de sexo en los documentos oficiales, lo que permitiría de alguna manera garantizar el pleno acceso a sus derechos humanos.

En este sentido, dijo, el tema de la identidad legal es uno de los derechos pendientes en Veracruz, no solo porque no se ha legislado en la materia, sino porque incluso en los trámites aprobados en otros estados para personas originarias de la entidad, se les niega el resguardo de sus actas primigenias.

Entre los grandes pendientes también señaló el verdadero acceso a la salud, pues si bien las mujeres trans pueden acceder a atención médica ante cualquier padecimiento, siguen sin recibir reconocimiento a sus necesidades de tratamientos hormonales y psicológicos, no para atender la transexualidad como una enfermedad, sino como parte de un acompañamiento en el proceso físico que llevan.

Solo en las materias básicas de acceso a la salud, el empleo, la identidad y la justicia, las mujeres transexuales enfrentan severas violaciones a sus derechos humanos, pues no se les garantiza el acceso que pudiera tener cualquier otra persona, lo que consideran tanto Jazz Bustamante, como Silvia Susana Jácome, que son situaciones preocupantes, que deberían ser atendidas no solo por la población LGBTTI, sino para toda.

Avc

[relativa3]

Versión para impresión