• Educación

Por sismo, 600 alumnos de Veracruz reciben clases entre muros de cartón

  • Miguel Ángel León Carmona
Desde hace dos meses, 594 alumnos de la escuela de bachilleres Constitución de 1917 toman clases entre cajas de cartón.

Xalapa, Ver. – Desde hace dos meses, 594 alumnos de la escuela de bachilleres Constitución de 1917 toman clases entre cajas de cartón, muros que aíslan el sonido, pero también el frío que se filtra en el Complejo deportivo Omega, recinto que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) improvisó a raíz del sismo del 19 de septiembre.

Dolores Soledad Domínguez Herrera, directora de la institución, aseguró que la reubicación de 18 grupos se debe a que el bachillerato fue beneficiado con el programa federal Escuelas al Cien, mismo que fue canalizado con prontitud luego del sismo de 7.1 grados de magnitud, con epicentro en Axochiapan, Morelos.

[relativa1]

“La rehabilitación de la escuela ya estaba programada, (desde enero 2016) sin embargo, debido al sismo del 19 de septiembre agilizaron el apoyo. En las instalaciones había cuatro aulas que ya estaban sumamente deterioradas, llenas de polilla y constituía un riesgo para los alumnos”, abundó la autoridad escolar.

Domínguez Herrera, atiende a la prensa desde un escritorio de madera, adaptado en la segunda planta del recinto deportivo, el cual también fue sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, en disciplinas como tenis de mesa y bádminton.

En la planta baja del auditorio se aprecian 18 divisiones cuya extensión apenas es suficiente para 30 butacas, 30 alumnos y 30 mochilas. En un rincón, los profesores proyectan su clase en cañones o escriben ejercicios algebraicos sobre pizarrones acrílicos.

El bullicio en el interior del complejo que rebota en muros de lámina, es aislado con barreras hechas con cajas de huevo, mismas que alumnos y padres de familia se ofrecieron en apilar.

[relativa2]

Ante la pregunta sobre las condiciones en que medio millar de jóvenes reciben cátedra de nivel medio superior, la directora hace frente y a la vez solicita que no sean fotografiado el recinto, excusada en la integridad de su alumnado que no alcanza la mayoría de edad.

“No son óptimas (las condiciones) pero lo que importa es lo que pensamos nosotros los que desempeñamos nuestras labores escolares. Y lo que pensamos es que es un breve tiempo y será para un beneficio de toda la comunidad escolar. Hemos sabido adaptarnos a estas condiciones”, refirió.

La entrevistada aceptó que las muestras de inconformidad han llegado de parte de los padres de familia. No obstante, insiste, “están en el mismo entendido que nosotros que es breve tiempo, estamos a dos semanas de concluir el semestre y ellos entienden esa parte del beneficio”.

De acuerdo con Soledad Domínguez, la remodelación del plantel a su cargo fue sugerida por un dictamen de seguridad de la Secretaría de Protección Civil (PC) y, se estima, sea completada en febrero de 2018.

“Lo que nos queda es confiar en nuestras autoridades, como en la empresa a cargo de la obra. Si bien, (el complejo Omega) no tiene las condiciones estructurales idóneas, ha servido de recinto para que nuestros alumnos puedan tomar las clases”, concluyó.

Las clases regulares en el nivel medio superior, debido a un periodo vacacional culminarán el 21 de diciembre de 2017.

[relativa3]

Versión para impresión