• Cultura

El Viejo, una tradición veracruzana

  • E-consulta Veracruz
Diez datos sobre la tradición del Año Viejo en el puerto de Veracruz

¿Alguna vez te has preguntado sobre el origen de “El viejo”? Bueno, aquí te contamos un poco sobre la historia de esta tradición netamente jarocha, para que te prepares rumbo al fin de año, y salgas con tu "flota" a pedir "una limosna, para este pobre viejo"...

1.-La tradición de El Viejo nació en el Puerto de Veracruz, cuando trabajadores de los muelles iniciaron una protesta haciendo ruido con latas, cencerros y tapaderas de metal, porque no recibían aguinaldo.

[relativa1]

2.- Como la primera vez no obtuvieron resultados, el siguiente año volvieron a manifestarse. Y esta vez consiguieron que los patrones les obsequiaran botellas de licor y alimentos con la finalidad de evitar escándalo.

3.-Desde entonces, cada año en fechas de Navidad, un grupo de personas (amigos, familia o vecinos) se viste de manera graciosa, y sale a las calles a pedir aguinaldo de forma alegre y jocosa.

4.-Las personas van vestidas de sus personajes favoritos, pero al menos uno de ellos, va disfrazado viejito, con un bastón y una cinta con el nombre del año que se acaba: Este año es 2017.

5.-La comitiva que acompaña al viejito, se hace acompañar de tambores, latas, guitarras, panderos, y demás instrumentos que animan la canción: “una limosna para este pobre viejo”.

[relativa2]

6.-En algunas regiones de Veracruz, cuatro días antes de que termine el año, las familias ponen frente a las casas un muñeco relleno de papel, cohetes y trapos viejos para representar al año que termina.

7.- “El viejo” debe portar una leyenda que diga: “Una limosna para este pobre viejo, que ha dejado hijos para el año nuevo”. Y va acompañado de una lata para que los vecinos hagan sus cooperaciones.

8.- A la media noche del 31 de diciembre, a “El viejo” se le prende fuego, haciendo que exploten los petardos y que el estruendo cause tal bulla y risas que todos se diviertan con la despedida del Año Viejo.

[relativa3]

Versión para impresión