• Mundo

Sidney, Tonga y Samoa, primeros en recibir 2018

  • La Silla Rota
Baker Island y Howland Island serán los últimos lugares del mundo para recibir el año nuevo

Samoa, Tonga e Isla Navidad, localizadas al noroeste de Australia fueron los primeros lugares del mundo que recibieron oficialmente al 2018 e iniciaron las celebraciones del Año Nuevo.

La isla Navidad, en el estado de Kiribati al noroeste de Australia, junto con Samoa, fue el primer lugar del mundo en recibir el Año Nuevo. Los poco más de cinco mil habitantes del archipiélago fueron los primeros en celebrar la llegada del 2018.

[relativa1]

A menudo, los samoanos y los visitantes del país celebran con fuegos artificiales y tradicionales. Turistas de todo el mundo visitan la isla por ser el primer país en ver el Año Nuevo.

En Auckland, Nueva Zelanda, celebraron el fin de año, con un castillo de fuegos artificiales desde la icónica Sky Tower.

[relativa2]

Asimismo, hubo música reggae de bandas locales y en Rotorua hubo un festival gratuito con espectáculos locales, fuegos artificiales.

Se esperaba que los números récord se reflejaran en las celebraciones del año nuevo de Nueva Zelanda, ya que se convirtió en uno de los primeros países en celebrar 2018.

Hay bastantes festivales en todo el país, pero el alcohol ha sido prohibido en muchas partes de Nueva Zelanda, incluyendo Queenstown, Frankton, Arrowtown, Wanaka y Hawea.

Samoa se convirtió en el primer país en celebrar 2018 cuando la medianoche golpeó las islas, las 10:00 GMT del 31 de diciembre para el resto del mundo.

[relativa3]

Después le sigue el archipiélago neozelandés de Chatham, situado a unos 680 kilómetros al sureste de las islas principales de Nueva Zelanda.

Posteriormente, la ciudad australiana de Sidney  recibió al 2018 con una cascada de fuegos artificiales arcoiris desde el puente de la Bahía, para conmemorar que recientemente se legalizó el matrimonio homosexual.

A las 11:00 GMT lo hará el resto de habitantes de Nueva Zelanda, Fiyi y Tonga.

Los últimos lugares en la Tierra para ver en el Año Nuevo son las pequeñas islas periféricas de Estados Unidos, como Baker Island y Howland Island, aunque están deshabitadas.

Versión para impresión