• Mundo

¿Cómo sacudió Donald Trump a México y el mundo en 365 días?

  • La Silla Rota
Las protestas entre decisiones polémicas, así como una costumbre de hacer política en redes sociales, son una pequeña parte de su mandato

MARLENE VALERO

Hoy, hace 365 días, el magnate neoyorquino Donald Trump tomó protesta ante miles de personas, como nuevo presidente de Estados Unidos. Desde ese 20 de enero la Casa Blanca, la política estadounidense y la internacional no han sido las mismas.

Manifestaciones, marchas de mujeres y la comunidad LGTB, de ´dreamers´ han ocupado las calles en protestas contra el 45º presidente de Estados Unidos.

Este primer año de gobierno del republicano ha estado marcado por la polémica de la injerencia rusa en las elecciones, con tuits coléricos del líder estadunidense y confrontaciones con otros países del mundo.

[relativa1]

Además, se encuentra en una posible parálisis de gobierno por la presión de los legisladores demócratas de no aprobar el Proyecto de Presupuesto 2018 si no se da apertura a temas migratorios.

La internacionalista por la UNAM, Alicia Fuentes afirmó que en todo este año continuaremos viendo los mismos escándalos en el gobierno de Donald Trump: la injerencia rusa, conflictos internacionales, reproches a México y acciones contra migrantes.

"Vamos a seguir viendo todo esto. Los conflictos internacionales, los tweets del presidente Trump, las negociaciones del TLC, el muro...", señaló.

En La Silla Rota te explicamos cómo fueron estos 365 días de gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Trama rusa y acusaciones legales

Desde el inicio de su administración, las acusaciones y posteriores investigaciones sobre una posible injerencia del gobierno ruso en las elecciones presidenciales han perseguido a Donald Trump.

Este tema causó la primera baja de su gabinete, al verse involucrado al principal asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn. También causó controversia el despido del jefe del FBI James Comey, por sus investigaciones en el tema.

Han declarado ante la justicia personajes cercanos al magnate neoyorquino, como sus asesores de campaña, funcionarios e incluso su hijo Donald Trump Jr. y su nuero Jared Kushner.

Paul Manafort, exjefe de campaña de Trump y su socio, Rick Gates permanecen bajo arresto domiciliario inculpados por conspiración para lavar dinero, ser agente no registrado de una autoridad extranjera, declaraciones falsa, entre otros.

Constantes cambios en gabinete

En tan sólo el primer año de gobierno, diez personas han dejado el gabinete de Donald Trump, ya sea que han sido despedidos o ellos mismos renunciaron. El primero en dejar la Casa Blanca fue Michael Flynn, que era el principal asesor en Seguridad Nacional. Su salida se debió a las investigaciones sobre sus nexos con autoridades rusas.

Por otra parte, Katie Walsh, subsecretaria de gabinete de Trump fue despedida tras el fracaso de la aprobación de las reformas al ´Obamacare´. La sub asesora de Seguridad Nacional, K.T. McFarland, era persona allegada a Michael Flynn, por lo que el nuevo asesor hizo que presentara su renuncia.

El director del FBI, James Comey también fue separado de su cargo. Mike Dubke renunció a su cargo como director de Comunicaciones de la Casa Blanca como consecuencia de la trama rusa y todo lo que implicó en medios de comunicación. Posteriormente, fue designado en el puesto el polémico Anthony Scaramucci.

Ante este nombramiento, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer renunció por estar en desacuerdo de trabajar con el nuevo director de Comunicaciones. Diez días después fue despedido Scaramucci por una llamada telefónica con un reportero, donde critica a personal del gabinete y cuenta información privada.

Los últimos en ser separados del cargo fueron el jefe de gabinete Reince Priebus, el principal asesor de Trump, Steve Bannon y el secretario de Servicios de Salud, Tom Price.

Políticas internas en EU

Para los propios estadounidenses, este año ha sido difícil. Se han aprobado distintas reformas y han querido modificar otras, que perjudica directamente a los grupos vulnerables.

[relativa2]

Una de ellas es el ´Obamacare´, un programa de atención a la salud, aprobado en la administración de Barack Obama para las personas de escasos recursos y los adultos mayores, suicidado por el gobierno. Aun no logra abatirla.

Lo que Trump propone que, por ley, todos los ciudadanos deben contratar seguros médicos privados y quien no lo haga será acreedor a una multa.

Otra de las leyes, en las que sí tuvo un triunfo y fue aprobada por los legisladores es la Reforma Fiscal. En ella se contempló una disminución de impuestos a los ricos y empresarios, lo que provocaría que otros países, como México dejaran de ser atractivos para los inversionistas, en especial, los estadounidenses.

En el tema de derechos humanos y de salud, el gobierno de Donald Trump impulsó un reglamento para que se respete la ´libertad religiosa´ de quienes prestan servicios de salud y puedan elegir no dar atención a miembros de la comunidad LGTB y a mujeres que deseen practicarse un aborto.

Con esto, aseguran especialistas, se abre una puerta para permitir la discriminación a este grupo vulnerable de la población. 

En septiembre del 2017, Donald Trump anunció la cancelación del DACA, el programa que daba protección a menores indocumentados que habían llegado al país de niños y les daba oportunidad de estudiar y trabajar.

Miles de jóvenes provenientes de diferentes países protestaron en las calles e hicieron denuncias colectivas para buscar protegerse de no ser deportados y separados de su comunidad y familias.

Colérica relación internacional

En este primer año de Donald Trump, la política internacional también se ha sacudido. El creciente conflicto con Corea del Norte tiene atemorizada a la comunidad internacional sobre una posible guerra nuclear, como lo alertó el Papa Francisco.

Pero también, el 45º presidente de Estados Unidos mantiene frentes abiertos en el medio oriente, otros países de Asia, así como de América Latina.

De acuerdo con Alicia Fuentes, internacionalista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en varios puntos del mundo, Donald Trump mantiene confrontaciones por diversos temas que pueden estallar en conflictos bélicos.

"ha causado un miedo colectivo a nivel internacional. Tiene distintos frentes abiertos en términos bélicos, como es el caso de Irán y las armas nucleares, la región del Medio Oriente, la península de Corea, el mar de China, es una sola latente, está efervecente el conflicto por distintos puntos", explicó.

En el Medio Oriente, países realizaron una serie de protestas al promulgar Belén como capital de Israel, lo cual molestó a Palestina, así como a la comunidad internacional.

Por otra parte, en días recientes se refirió como "países de mierda" a naciones de escasos recursos, como El Salvador, Haití y países de áfrica que eran incluidos en un programa de ayuda humanitaria donde permitían a sus ciudadanos ingresar a Estados Unidos, el cual vetó.

Además, el avance que había hecho el expresidente Barack Obama para mejorar la relación con Cuba, Donald Trump retrocedió y prohibió viajes e inversiones al país caribeño.

México, el muro y el TLC

La relación de Donald Trump con México pende de un hilo. Desde su campaña presidencial, el magnate neoyorquino calificó a los mexicanos como ´violadores´ y ´criminales´, por lo que prometió un muro en la frontera.

En este primer año de su gobierno, él no ha olvidado la promesa y para cumplirla amaga a los demócratas con que, para reactivar el DACA, la acción diferida para los menores llegados en la infancia, debe construirse el muro.

Además, en días recientes estalló en su cuenta de Twitter donde reiteró que México pagará la construcción del muro, ya sea directa o indirectamente por el gran déficit que presuntamente tiene nuestro país con Estados Unidos.

En esta serie de mensajes en redes sociales, también involucró al Tratado de Libre Comercio (TLCAN) que se encuentra en renegociación desde agosto del 2017.

Las peticiones que formulan los funcionarios enviados por Donald Trump rebasan lo que ofrece México y Canadá, por lo que de aceptarlas afectaría sus economías. Se especula que la renegociación continúe hasta el 2019.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión