• Seguridad

De magnate a narco, la historia de Pancho Colorado

  • E-consulta
Durante décadas, Francisco Antonio Colorado Cassa “Pancho Colorado”, fue un prominente hombre de negocios en la industria petroquímica

Veracruz, Ver.-  Por décadas, Francisco Antonio Colorado Cessa, mejor conocido como Pancho Colorado, fue un prominente hombre de negocios en la industria petroquímica al norte del estado de Veracruz. Un día el gobierno federal y el de Estados Unidos le pusieron el ojo por sus presuntas complicidades con el Cartel de Los Zetas.

[relativa3]

Según las conjeturas en su contra, el contratista era señalado por amasar una fortuna en millones de dólares producto de contratos para su empresa ADT-Petroservicios y por la compra de más de 400 caballos pura sangre.

Reportes periodísticos de principios de la década del 2000, revelan Colorado Cessa no siempre fue acusado de actos delictivos, al contrario, era parte de los círculos sociales más prestigiados de la ciudad petrolera de Poza Rica.

[relativa2]

Incluso con una cercanía particular con las familias más empoderadas del centro de la entidad veracruzana debido a sus vínculos familiares con los descendientes de la colonia italiana de la ciudad de Córdoba, lazos que le ayudaron a relacionarse con panistas destacados de esa zona como el excandidato a la gubernatura, Juan Bueno Torio y René Cessa Cantón.

Sin embargo, por esas épocas, justo cuando estaba en plenitud de su poder económico, la Procuraduría General de la República (PGR) y el Gobierno de los Estados Unidos, iniciaron investigaciones secretas en su contra, dado a que su empresa había logrado más de 25 contratos con Pemex, por montos superiores a los mil 405 millones de pesos.

Según la Revista Newsweek Veracruz, en un reportaje publicado el 13 de septiembre del 2014, el empresario ganaba beneficios para sus compañías ayudado de un grupo de pistoleros que mantenía asolada la región norte de la entidad.

Así, señala el texto, Colorado Cessa habría ganado la mayor parte de los contratos de obras públicas para sus empresas constructoras en los ayuntamientos de Poza Rica y Tuxpan.

Además, el reportaje deja ver que, Pancho, mandó asesinar al director del Periódico La Opinión de Poza Rica, Raúl Gibb Guerrero, integrante de otra prominente familia de esa zona.

En el 2006, saltó a la fama pública cuando organizó "la Cabalgata de la Fidelidad", en honor al exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, y en los que participaron, por lo menos, 41 caballos pura sangre.

Desde entonces, el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, asegura que el exmandatario mantuvo vínculos con la organización de Los Zetas, dejándolos operar en todo el territorio y acusando al priista de ser el Z-1.

En el 2012, tras saber que era buscando por los gobiernos mexicanos y estadounidenses, Colorado se entrega a las autoridades en Texas y tras un proceso es sentenciado a 20 años de prisión por el presunto delito de lavar dinero en la compra-venta de más de 400 caballos pura sangre.

En su defensa, el magnate dijo en una entrevista para la televisora Telemundo, que fue obligado a hacer esas transacciones para los Zetas de lo contrario iban a matar a su familia.

Además, negó ser compadre de Efraín Teodoro Torres, alías La Chispa o el Z-14, como lo señalaron supuestos testigos del caso y algunos medios de comunicación.

En reiteradas ocasiones, el actual gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, usó el caso para vincular a Herrera Beltrán con el narcotráfico.

El domingo 11 de marzo de este 2018, el hijo del magnate informó en redes sociales que su padre había muerto en la cárcel de un ataque cardiaco fulminante.

[relativa1]

Versión para impresión