• Campo

Desempleo y migración dejó el cierre del Ingenio San Francisco

  • Fernanda Castillo
De acuerdo con el alcalde Hermas Cortés en 8 años 10 mil habitantes han abandonado el municipio por falta de oportunidades.

Xalapa, Ver. - A cinco años del cierre del ingenio San Francisco, ubicado en el municipio Lerdo de Tejada, se padece una grave crisis económica que ha generado el cierre de una centena de negocios.

La economía de la región decreció en un 60 por ciento y el censo de población refleja la salida de al menos 10 mil habitantes de la demarcación en los últimos ocho años.

El alcalde Hermas Cortés García, confirmó que se siguen padeciendo los estragos del cierre de la factoría, y a pesar de que en dos ocasiones se ha anunciado el rescate del ingenio, incluso, por parte de candidatos que hoy están en la diputación federal, no se ha consolidado ningún proyecto.

[relativa1]

Ante el escenario de crisis económica que se padece en la demarcación, el titular del Centro Municipalista para el Desarrollo CMD-México, Rubén Ricaño Escobar, explicó que los alcaldes deben plantear cultivos alternos que permitan reactivar el campo en la zona.

A más tardar el 30 de abril, los 209 presidentes municipales en funciones deberán entregar su Plan Municipal de Desarrollo, en el que deberán plantear alternativas de solución a la crisis que se padece en los municipios del Estado.

Las anteriores administraciones, explicó, basaron su crecimiento económico en la siembra del cultivo del endulzante, a raíz de la quiebra de la factoría, se generó una parálisis que se sigue padeciendo, pues ningún nivel de gobierno, Federal, Estatal o Municipal ha planteado una alternativa real para activar la fábrica.

El presidente municipal reconoció que se padece una crisis económica “bruta”, lo que generó el cierre de cadenas comerciales como Bodega Aurrera, Coppel y Soriana, además de que recientemente Banamex cerró las oficinas en Lerdo.

El cierre de la factoría generó un impacto negativo para las economías de los municipios de Lerdo, Ángel R Cabada, Saltabarranca, Santiago Tuxtla, San Andrés, Catemaco, Tlacotalpan, Carrillo y Cosamaloapan.

Se instalaron dos gasolineras y tanto empresas familiares como cadenas comerciales cerraron sus puertas por la falta de circulante, “en 2010 el Censo de Población se informó que había 32 mil habitantes en el municipio, actualmente la cifra bajó a 22 mil habitantes”, detalló el alcalde.

Al respecto, el edil mencionó que ese fenómeno se replica en varios municipios del Estado con vocación cañera o cafetalera, pues nunca diversificaron los cultivos, además las enfermedades y la generación de alta fructuosa, derivaron en una depresión económica que aún se padece.

“Aquí los alcaldes lo que deben hacer es empezar a generar un desarrollo económico en los municipios y sus regiones, pero donde le apuesten a varios productos (del campo). Uno de los lugares que no manifestaron un impacto fuerte, cuando se cerró su ingenio, fue Martínez de la Torre”.

Dicha región es productora de cítricos y del ganado, lo que permitió poder mantener activa la economía, “habría otras vocaciones que cuando el ingenio, le permitió salir adelante”.

[relativa2]

Las anteriores administraciones no planearon qué pasaría si la producción de azúcar se perdía, por lo que hoy se tiene que generar nuevas vocaciones para poder generar empleo y dejar de lado el asistencialismo del gobierno estatal y federal.

Una alternativa, dijo, es fortalecer el mercado interno, producir lo que se consume en cada municipio y limitar la entrada de cadenas comerciales o tiendas de conveniencia, pues el consumo que se genera se va del Estado.

Al adquirir los productos en la tienda de la esquina, el dinero se queda en la localidad y eso permite circulante, opinó.

El ingenio propiedad de grupo Gargonz, se declaró en quiebra técnica en octubre del 2013, luego de dos años cerrados, la pasada administración creó un fideicomiso para reactivarlo y se prometió la creación de 137 mil empleos para Lerdo de Tejada y municipios aledaños.

Para la creación de fideicomiso se destinaron 30 millones de pesos, pero el dinero nunca llegó y no se puso en operación la factoría.

[relativa3]

Versión para impresión