• Seguridad

David Cruz, el policía que fue asesinado por policías de Veracruz

  • Miguel Ángel León Carmona
Su cadáver -hallado junto a otros 18 en la Barranca La Aurora- fue removido por instrucciones del exdirector de Servicios Periciales

Xalapa, Ver. - David Lara Cruz, policía estatal de Veracruz, el 12 de enero de 2016 fue citado en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en Xalapa. De acuerdo con la indicación de sus superiores, tendría que acreditar un examen de Control y Confianza, pero en realidad se trataba de una emboscada de la que no regresaría.

“Lo mandaron a un curso. Siempre lo llevaban en patrullas estatales. Aquella vez le negaron la seguridad. Según era urgente”, refiere la madre del oficial finado, cuyo nombre no será revelado por seguridad.

Lara Cruz se despidió de sus dos hijos, un niño de seis meses de nacido y una niña de 10 años de edad. Se fue en un carro prestado y sin arma. “Lo encontraron muerto en la carretera rumbo a Alto Lucero. Los peritos me dicen que murió de un paro cardiaco, porque según le dieron muchos golpes”, se lamenta la víctima indirecta.

[relativa1]

Pero no lo 'hallaron' en Alto Lucero, su cadáver ya había sido encontrado por policías en Emiliano Zapata, junto a otros 18 restos de personas.

De acuerdo con informes dentro de la Carpeta de Investigación UIPJ/DXI/10º/169/2016, el cadáver de Lara Cruz fue uno de 19 encontrados al fondo de la Barranca de La Aurora, ubicada en la localidad de La Tinaja, Emiliano Zapata, y no en la localidad de Santa Ana, Alto Lucero, como fue enterada su madre por las autoridades estatales.

David Lara salió de su domicilio en el sur de Veracruz y llegó a las instalaciones de la SSP, ubicadas en calle Martín Torres, de la Colonia Obrero Campesina, Xalapa. Se sometió a los exámenes de Control y Confianza y al salir del domicilio habría sido detenido por compañeros de la misma corporación. De su detención no hubo registro.

La presunta detención ilegal de Lara Cruz se cometió un día después de la desaparición forzada de cinco jóvenes originarios de Playa Vicente, en el municipio de Tierra Blanca, quienes posteriormente fueron entregados a una célula del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y asesinados en el rancho El Limón, en Tlalixcoyan.

En medio de un caso inédito por desaparición forzada documentado en videograbaciones, con los reflectores puestos de medios estatales y nacionales, la madre de David Lara pedía apoyo temeroso, con escasos indicios de los responsables que le advertían eran de peligro.

El 19 de enero de 2016 fueron hallados los restos humanos de 19 personas, en el lugar conocido como La Barranca de La Aurora. Sobre estos hechos fueron notificados Gilberto Aguirre Garza, entonces Director General de Servicios Periciales y Carlota Zamudio Parroquín, quien era Delegada Regional en Xalapa.

Para el 20 de enero de ese año, policías ministeriales adscritos a la Delegación Regional de la Policía Ministerial Zona Centro Xalapa de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudieron al lugar del hallazgo para dar fe de los hechos.

[relativa2]

Según lo informado en un boletín de la FGE, Gilberto Aguirre instruyó al perito criminalista realizar el levantamiento de los 19 cuerpos, pero solo informar de manera oficial sobre hallazgo de seis cadáveres. El cuerpo de David Lara y otros 12 debieron ser ocultados.

No obstante que el cadáver de Lara Cruz fue identificado mediante dactiloscopía, la instrucción de Aguirre Garza a un perito criminalista, fue trasladar los restos del policía a la localidad de Santa Ana, Alto Lucero, y ahí se simuló el lugar de su hallazgo.

El 04 de Febrero Aguirre Garza habría ordenado confirmar la muerte de Lara Cruz, pero no en Emiliano Zapata, en la Barranca de La Aurora, sitio señalado en audiencias contra 19 exfuncionarios -tres ex mandos- donde las víctimas de la Fuerza Especial de la SSP eran arrojadas tras ser sometidas a prácticas de tortura y finalmente asesinados.

Por estos hechos, Carlota Zamudio es señalada de ordenar el 21 de enero de 2016 que se alterara el informe del hallazgo de los 19 cadáveres e informar únicamente sobre seis de ellos. Y más tarde del caso Lara Cruz. A la fecha el paradero de 12 personas es desconocido.

La muerte del oficial estatal con sede en Acayucan hoy desprende una nueva hipótesis en el tema de las desapariciones forzadas en Veracruz: policías también desaparecían y asesinaban a policías.

[relativa3]

Versión para impresión