• Sociedad

Este es el daño que los tacones pueden provocar a tu cuerpo

  • La Silla Rota
Te compartimos los riesgos y las recomendaciones que ofrece el cirujano podiatra en caso de que los ames.

No existe ningún zapato que estilice la figura como los tacones, ya sean bajos, mediano o altos, este tipo de calzado te ayudará a verte increíble y con una mejor postura, pero qué riesgos a tu salud puede originar.

El reto al que todas nos enfrentamos es a caminar con ellos, esos que llegan a convertirse en piezas de colección en el clóset, pueden ocasionarle sufrimiento a nuestros pies si no los elegimos adecuadamente.

A continuación te mencionamos algunos de los riesgos que corres al utilizarlos y las recomendaciones que ofrece el cirujano podiatra, el doctor José A. Mattei, de acuerdo a La Opinión.

[relativa1]

Dolor en la rodilla

Considera si tu talón de Aquiles es corto o largo y si el arco de tu pie es alto o bajo. El tendón de Aquiles que se inserta en la parte de atrás del talón, recibe tres músculos en la pierna que, a su vez, se insertan arriba de la rodilla, por la parte de atrás.

Si cuando utilizas flats sientes dolor de talón y cansancio severo en las piernas así como en la espalda, utilizar algún taco cada vez menos alto te beneficiará.

Dolor en la espalda baja

La curvatura de tu espalda baja se altera y puede variar de acuerdo a la altura del tacón ya sea alto, medio o bajo, lo que podría mejorar o empeorar tu dolor cuando utilices un calzado flat.

Dolor, ardor y deformidad

Cuando se reduce el espacio en el área de los dedos, el segundo dedo al contraerse sus tendones hace una fuerza plantar en la cabeza del metatarso, lo que resulta en una presión excesiva sobre la cabeza del hueso, hinchazón de la cápsula y tendones plantares con dislocación del dedo hacia arriba por ruptura plantar de la cápsula que une el dedo al metatarso.

Pie plano flexible

Se beneficia de un poco de elevación en su talón al aliviar el estiramiento de tendones que provienen de la pierna y que tienen mayor tensión cuando usan zapatos sin taco o muy poco.

Pie plano recto

Utiliza zapatos verdaderamente anchos. No te dejes llevar por la caja ni la etiqueta, y mídete ambos zapatos.

Pie plano con desviaciones, protuberancias y el antepié en forma de triángulo: Compra zapatos que se asemejen a tu pie, que no sean plásticos.

Recuerda que tus zapatos tienen que ser de tu tamaño de largo. Por la distancia de la parte de atrás del talón hasta los juanetes, este debe ser igual a tus pies.

Ser de tu ancho. Las medidas son de tamaño A a 4E. Se hacen zapatos de tu largo y tu ancho, pregunta en la tienda o busca en Internet.

[relativa2]

Ser de materiales suaves, maleables y que les den soporte a tu pie. La vasta mayoría del calzado en las tiendas es hecho de plástico y a veces tienen porciones con alguna pequeña pieza de cuero de algún animal para ofrecer confort.

Siempre debes revisar el zapato por dentro y lee si escribieron "man made material" que es igual a plástico y por eso al mojarlos casi todos son anfibios.

Diversos estilos

Estileto: No ofrecen buen soporte a personas que pesan más de 90 kilos en tamaños pequeños, pues su taco y shank que le da forma y soporte al medio del zapato, no resisten su uso recurrente y prolongado.

El área en donde van los dedos o toe box es bien pequeña y crea la cuña en donde se ancla el pie.

Pump: La altura del tacón varía. Usualmente es más cómodo por tener una punta más cuadrada, lo que resulta en menos desviación del dedo gordo y menos presión debajo de la base del segundo dedo, sin embargo, el material que se utiliza para el borde de la cubierta del zapato en donde está el juanete y el material de la plantilla debe ser de textura suave y flexible sin que al doblar los dedos se arrugue sobre el hueso y la piel.

Es por esa razón que en ellos y otros estilos, ese borde del zapato debe  estar antes o después de la cabeza del primer metatarso y así evitar áreas de presión sobre el pie.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión