• Política

Margarita Zavala asegura que no hubo negociación para dejar candidatura

  • La Silla Rota
Abandonó sus aspiraciones debido a que, según información proporcionada a LA SILLA ROTA, empresarios que la apoyaban retiraron los recursos

Estefanía Murillo

La única mujer contendiente en la carrera por la Presidencia de la República, Margarita Zavala, quien además participaba en calidad de independiente, decidió renunciar a su candidatura, y todo parece indicar que por presiones de los empresarios que la financiaban. Abandonó sus aspiraciones debido a que, de acuerdo con información proporcionada a LA SILLA ROTA, se quedó sin recursos dado que los empresarios que la estaban apoyando, entre ellos, Alberto y Alejandro Bailleres, del Grupo Peñoles, le cortaron los recursos como presión para que declinara en favor de Ricardo Anaya, candidato de la coalición "Por México al Frente".

En un video difundido a través de su cuenta de Facebook, Zavala negó que su decisión haya sido fruto de una negociación y aclaró que no declinó en favor de alguno de los otros aspirantes a la Presidencia.

"Quiero dejarles claro que no he declinado en favor de ningún candidato. A quienes pensaban votar por mí les digo que voten en libertad, en conciencia porque los votos son de ustedes, de los ciudadanos, no de los políticos ni de los líderes, ni mucho menos de los partidos. No he negociado nada con nadie y yo no estuve en esta contienda por cargos o posiciones de poder. Estuve con valor y con valores porque quiero lo mejor para nuestro México.

[relativa1]

Aunque en los dos últimos días Anaya ha coqueteado con ella y le ha dicho que le gustaría que se sumara a su equipo, es poco factible que eso suceda luego de que el panista desarrolló toda una estrategia para que Zavala no tuviera oportunidad de competir por la candidatura dentro de Acción Nacional y la acorraló hasta hacerla optar por renunciar al partido y solicitar su registro como candidata independiente.

La ruptura de Margarita Zavala con Ricardo Anaya y con su partido de toda la vida, el PAN, tuvo uno de sus episodios más importantes hace casi un año cuando la todavía candidata a la Presidencia de la República por la vía independiente (todavía no hace oficial su retiro de la contienda ante el INE) endureció su discurso contra el líder albiazul a quien acusó de aprovechar su posición para buscar autodesignarse candidato presidencial de este instituto político.

En junio del año pasado, tras una reunión ordinaria de la Comisión Permanente del partido, Margarita Zavala exigió a su dirigente nacional definiciones "claras y urgentes" en torno al método para abanderar a uno de los cinco aspirantes que había en ese momento.

La ex primera dama y otrora diputada federal incluso promovió, sin éxito, la instalación de una mesa de diálogo con candidatos, ex presidentes y gobernadores del partido para definir las reglas de designación de quien los representaría en las urnas el próximo primero de julio.

"El PAN tiene que irse definiendo respecto a lo que va a presentarse en el 2018, en términos de propuesta de nación, de buscar la candidata o el candidato más competitivo para la Presidencia de la República en el 2018 y por supuesto todo lo que tenga que ver con diálogo y posibles alianzas también" expresó ante la resistencia de Ricardo Anaya. Él se negó a iniciar el dialogo bajo el argumento de que aún no eran los tiempos para ello.

En ese contexto Zavala sostuvo que no solicitaría la renuncia de Ricardo Anaya pese a considerar que su actitud dividía al partido; sin embargo, para septiembre cambió de postura y pidió la salida del hoy candidato a la Presidencia de la República de la coalición "Por México al Frente".

En su cuenta oficial de Twitter, Margarita se refirió a la falta de liderazgo de Ricardo Anaya y reprobó que faltando 10 meses para la elección presidencial aún no se contaba con método para nombrar candidato o candidata presidencial.

"Ricardo Anaya sólo ha utilizado al partido para esconder su indefinición y defender sus asuntos personales. Hoy Ricardo es factor de división (...) Por tal motivo, Ricardo Anaya debe renunciar a la Presidencia del partido", expresó.

Mientras tanto, Anaya negociaba con otros partidos la posibilidad de conformar una coalición para enfrentar al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en la cual él buscaba ser el abanderado.  A pesar de las presiones de Zavala, y ante la inminencia de que el plazo para registrarse como independiente ya estaba cercano, Margarita Zavala presentó su renuncia el 6 de octubre al PAN, partido en el que militó durante 33 años y anunció que competiría por la vía independiente en la contienda por la Presidencia.

Acusó entonces que la dirigencia le impidió participar en cualquier cargo -se conoció que inicialmente se le había considerado dentro de las listas de candidatos a algún cargo en el Congreso y al final de cuentas tampoco se le dio oportunidad de competir en esa elección-  y recriminó a Ricardo Anaya por haber "coptado" al PAN.

 "Durante este tiempo, antes que fortalecerla, (Ricardo Anaya) canceló totalmente la vida democrática interna y la participación ciudadana en el PAN. Durante los últimos años ningún ciudadano ha sido admitido como nuevo militante, se manipuló gravemente el patrón interno hasta hacerlo inservible. Con este pretexto se han cancelado las elecciones internas del partido para postular candidatos, con lo cual las aspiraciones políticas de los militantes están condicionadas por la dirigencia, subordinándolas a sus intereses personales", denunció.

Gasto para financiar una campaña que no llegó a término

Tras 46 días de campaña, tiempo durante el cual las encuestas la ubicaron en el cuarto lugar de las preferencias del electorado, de acuerdo con los reportes financieros entregados al INE, entre sus principales benefactores se encontraban Alberto Bailleres González, dueño de Grupo Bal, quien donó 1 millón 680 mil pesos, así como su hijo Alejandro Baillères quien aportó la misma cantidad.

También la apoyo económicamente Juan Bordes Aznar, director corporativo de Grupo Bal, con 1 millón 640 mil pesos; Ana María Estrella Yáñez Valles, de quien no hay información pública disponible, aportó 1 millón 500 mil pesos; Carlos Javier Pani Villalobos, hijo de Carlos Pani Espinosa, ex subdirector Comercial de Pemex Petroquímica  durante el sexenio de Felipe Calderón, donó 950 mil pesos.

Su esposo y ex presidente de México, Felipe Calderón, aportó a la causa 430 mil pesos. Él ya había donado 1 millón 250 mil pesos para financiar actividades de recolección de firmas mientras Margarita Zavala buscaba apoyo ciudadano para obtener la candidatura.

[relativa2]

EL MENSAJE EN FACEBOOK

La noticia sobre la renuncia a la candidatura se conoció a mediodía del miércoles a través de un adelanto que Televisa hizo de su programa "Tercer Grado" que fue grabado y sería transmitido por la noche.

A ocho horas de que se diera a conocer un fragmento de la entrevista que concedió al programa "Tercer Grado" en la que anunció su decisión, la exprimera dama expresó:

"Quiero dejarles claro que no he declinado en favor de ningún candidato. A quienes pensaban votar por mí les digo que voten en libertad, en conciencia porque los votos son de ustedes, de los ciudadanos, no de los políticos ni de los líderes, ni mucho menos de los partidos. No he negociado nada con nadie y yo no estuve en esta contienda por cargos o posiciones de poder. Estuve con valor y con valores porque quiero lo mejor para nuestro México".

Posteriormente ella colocó un video en su cuenta de Facebook en el que explicó las razones de su decisión. Reiteró que no existen condiciones para que un aspirante sin partido al máximo cargo de representación en el país, llegue a buen puerto. Aseguró que fue obstaculizada en la difusión y promoción de su proyecto.

 "Como ha quedado claro, quienes preservan privilegios del actual sistema de partidos, pusieron toda clase de obstáculos para evitar que este proyecto político o uno parecido centrado en los ciudadanos, en sus derechos como en sus libertades, llegara a buen puerto (...) los partidos que se sometieron al dinero, además de tener más de 12 mil millones de pesos de dinero público para este año, tienen miles de spots a la semana por cada estación de radio y televisión y yo tengo 23", manifestó.

Asimismo criticó que las encuestas difundidas a lo largo de este proceso electoral estén incidiendo en los electores quienes, más allá de valorar propuestas, creen que los resultados del próximo 1 de julio ya están dados.

 "A medida que se acerca la elección los electores dejan de valorar lo que los candidatos realmente proponemos para concentrar su decisión en lo que las encuestas marcan como más probable que ocurra (...) se suprime la posibilidad de que el ciudadano pueda expresar sus verdaderas preferencias y se pasa directamente a votar únicamente entre quienes aparentan tener más posibilidades de triunfo", declaró.

Finalmente, Margarita Zavala reiteró el llamado hacia quienes apoyaban su candidatura a votar libremente y les agradeció por haber creído en su proyecto.

 "Nunca tendré forma de agradecer a los millones de mexicanos y mexicanas que han creído en mí y en mi proyecto. Nunca tendré forma de agradecer a los miles de mujeres que han estado trabajando en este proyecto a través de estas ideas, a los miles de jóvenes que saben que lo mejor hay que dárselo a México. Pueden tener la certeza de que siempre les hablaré con honestidad, que seguiré luchando por un México en el que la política deje de ser sinónimo de simulación y de pillaje".

EL CAMINO AL REGISTRO DE SU CANDIDATURA

A menos de una semana de renunciar al Partido Acción Nacional, el 12 de octubre Margarita Zavala solicitó su registro como aspirante a la Presidencia de la República por la vía independiente e inició así la búsqueda de al menos 866 mil 593 firmas que le exigía la ley para inscribirla en la boleta.

Tras 120 días de trabajo para capturar apoyos ciudadanos equivalentes al 1% de la lista nominal de electores, Zavala consiguió el registro aunque no se libró de los señalamientos por parte de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INEpor irregularidades en el proceso.

Fue la única de tres aspirantes sin partido en cumplir con el umbral de firmas exigido por Ley, al contar con un total de 870 mil 168 apoyos ciudadanos válidos y una dispersión geográfica en 21 entidades. Sin embargo, la autoridad electoral detectó que la ex panista tenía 327 mil 456 formatos con inconsistencias lo cual no impidió su registro.

Una vez autorizada su candidatura, la ex primera dama presentó en marzo a su "consejo político" en el que incluyó a tres ex gobernadores: José Guadalupe Osuna de Baja California; Alberto Cárdenas Jiménez de Jalisco; y Fernando Canales Clariond de Nuevo León.

El llamado consejo político de la ex panista estuvo a cargo de la coordinación regional de su campaña. Además de los tres ex gobernadores se sumaron reconocidos liderazgos del Partido Acción Nacional como Manuel Gómez Morín Martínez del Río, nieto del fundador del PAN; Eufrosina Ruz, ex diputada federal y local y la primera mujer indígena en presidir el Congreso de Oaxaca;  Consuelo Sáizar, ex directora del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (hoy Secretaría de Cultura); Irma Pía González, ex coordinadora general de comunicación social en la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota; Patricia Espinosa Torres, primera presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres; Juan Carlos del Río, expresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y del Consejo Coordinador Empresarial en Ciudad del Carmen, Campeche; así como Myriam de Lourdes Arabian, ex delegada Federal de la Secretaría de Desarrollo Social en Puebla y del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad.

Para el 5 de abril ya había definición sobre los integrantes de su equipo de campaña, en su mayoría ex funcionarios en el sexenio de Felipe Calderón.

Además de sumar a su hermano Juan Ignacio Zavala como vocero de campaña,  Margarita Zavala incluyó como coordinador general a Fausto Barajas Cummings, ex subsecretario de Infraestructura en el sexenio de Felipe Calderón; como coordinador de propuesta y mensaje, a Mario Demian Sánchez Yeskett, coordinador de asesores de la presidencia de la República con el último mandatario panista; como coordinador de giras, a Jorge Camacho Peñaloza, que en el sexenio de Calderón fungió como subdirector general de calidad para el deporte de la Conade; y Luis Antonio Espino, responsable de discurso, quien fue coordinador del equipo de discurso en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, por mencionar algunos.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión