• Ecología

Habitantes de Actopan se reúnen contra proyecto minero La Paila

  • E-consulta Veracruz
La reunión estuvo acompañada de académicos y activistas de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida).

Xalapa, Ver.- Alrededor de 800 habitantes de Alto Lucero y Actopan se reunieron en el templo de San Francisco de Asis en la cabecera municipal de Actopan para exponer sus pronunciamientos contra los megaproyectos mineros, específicamente sobre la exploración de oro en el cerro La Paila.

La reunión estuvo acompañada de académicos y activistas de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), además de habitantes de Alto Lucero, Xalapa, Coatepec.

[relativa1]

Los activistas explicaron a los pobladores los efectos de la actividad minera que contaminaría el agua, tierra y finalmente terminará por dañar la fauna y naturaleza de los municipios, aunque las empresas que encabezan dichos proyectos tratan de convencerlos de que los minerales extraídos (oro y plata) no representarán sino un “beneficio” para el pueblo mexicano.

En este sentido los ambientalistas también detallaron que los contratos que son expedidos a estas empresas, son por 50 años y con oportunidad de renovar y contarán con hasta 100 años para realizar extracción.

Por su parte los ciudadanos externaron que cuentan con el apoyo de organizaciones civiles y de la iglesia católica para seguir en la lucha contra los megaproyectos; y nombraron al arzobispo Hipólito Reyes como uno de sus aliados, así como al sacerdote local Gilberto.

[relativa2]

“Cuando tenemos la batería baja, con ganas de o seguir en la lucha, ellos llegan y nos dicen siguen adelante esto es para adelante, no para atrás, es luchar por el evangelio”.

Al término de la reunión, los inconformes realizaron una protesta frente al palacio municipal de Actopan, donde gritaron consignas como “Si a la vida, no a la mina”, “Atención, alerta, despierta, a mina es tóxica y está en la puerta”.

Los activistas buscaron al presidente municipal, José Paulino Domínguez, a la síndica y algunos regidores a quienes recordaron que se comprometieron a realizar desde enero pasado, una sesión de cabildo para declarar al municipio libre de minería tóxica.

Sin embargo, ninguna autoridad atendió al llamado.

Finalmente, los ciudadanos, religiosos, y defensores del medio ambiente acordaron continuar luchando para evitar que en julio próximo llegue alguna empresa a instalarse.

[relativa3]

 

Versión para impresión