• Economía

Por defecto en control de velocidad, Fiat Chrysler revisará 4.8 millones de autos

  • La Silla Rota
Se pretende actualizar el software para arreglar los vehículos

El grupo Fiat Chrysler (FCA) anunció hoy que llamará a revisión 4,8 millones de automóviles en Estados Unidos para reparar un defecto en las unidades de control de velocidad de crucero que puede provocar la aceleración involuntaria de los vehículos.

El grupo fabricante explicó que actualizará el software de los vehículos para reparar el defecto.

Los modelos afectados son Chrysler 200, 300 y Pacifica; Dodge Challenger, Charger, Journey y Durango; Jeep Cherokee, Grand Cherokee y Wrangler; Ram 1500, 2500, 3500, 3500 cab chassis y 4500/5500 cab chassis.

El defecto provoca que, si el sistema de control de velocidad de crucero se activa para mantener la velocidad establecida y al mismo tiempo se produce un cortocircuito en una de las redes eléctricas del vehículo, "el conductor podría ser incapaz de cancelar el control de crucero".

Pero FCA recordó que incluso en estas circunstancias, "la aceleración del control de crucero puede ser controlada con el uso de los frenos del vehículo" o colocando la transmisión en punto muerto y aplicando los frenos.

FCA señaló que no tiene información sobre lesiones o accidentes relacionados con este defecto a pesar que ha sido detectado en vehículos producidos hasta hace seis años y que han recorrido en conjunto un total de 321.868 millones de kilómetros.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de EE.UU. (NHTSA) recibió una queja del usuario de un Dodge Journey 2017 de alquiler porque no pudo desconectar el sistema de control de crucero cuando viajaba a 113 kilómetros por hora.

El conductor fue capaz de parar el vehículo utilizando los frenos a pesar de que el automóvil seguía acelerando de forma autónoma.

El director de Seguridad de Vehículos de FCA, Mark Chernoby, dijo en un comunicado que "a pesar de las extraordinarias circunstancias que se tienen que producir para que un conductor experimente problemas, estamos tomando esta medida porque estamos totalmente comprometidos a la seguridad".

El año pasado, tras detectar un posible fallo, Fiat Chrysler llamó a revisión 21,139 camionetas en México, así como 646,394 en EU y 42,304 en Canadá.

Los modelos requeridos en esa ocasión, fueron Dodge Durango y JeepGrand Cherokee, años 2011 a 2014, vendidos en Norteamérica.

La automotriz indicó en un comunicado que revisará los escudos que cubren los frenos, ya que podría haber filtración de agua en éstos, lo cual es una causa potencial de algún accidente.

La compañía señaló que la falla era en el sistema de frenado, por lo que los conductores podrían estar sintiendo muy duros los frenos o bien, se podía prender la luz indicadora de algún problema en éstos, detalló Fiat Chrysler.

Los escudos de los frenos fueron instalados en una primera llamada a revisión que se hizo para estos mismos vehículos en 2014, a la cual acudió el 95 por ciento del total.

Versión para impresión