• Deportes

Rusia 2018: Alemania y las claves del camino al éxito

  • La Silla Rota
Los actuales monarcas de la FIFA llegarán a Rusia 2018 como amplios favoritos para repetir el título.

JOSÉ LUI AYALA | LA SILLA ROTA

El pasado 25 de mayo la selección alemana inició su concentración final rumbo al Campeonato Mundial Rusia 2018 y lo hizo con un equipo renovado, sin el romanticismo que algunos utilizan para mantener dentro de su plantel a jugadores que en algún momento han sido pieza clave para lograr un triunfo.

Fieles al seguimiento del plan trazado para mantener al conjunto teutón como potencia mundial, los directivos del futbol alemán han dado toda la libertad a su entrenador, Joachim Löw, para elegir a los jugadores que deberán estar presentes en Rusia 2018.

[relativa1]

Gracias a esto y, quizá a la visión renovadora del técnico, jugadores como el anotador del gol que dio el título a Alemania al vencer a Argentina en la final de Brasil 2014, Mario Götze, han quedado fuera de la lista de elementos convocados para dar paso a la llegada de talento joven y renovado.

Así, los alemanes llegarán a la Copa Mundial con el sello de amplios favoritos, pero esto no se debe solo a la calidad de sus jugadores, sino a la estrategia empleada desde el año 2000 para lograr el repunte de un futbol que por aquellos años vivió una de sus peores crisis.

La crisis que dio origen al cambio

Durante la Eurocopa del año 2000, el cuadro alemán vivió una de sus peores etapas, al ser eliminado en la primera ronda del certamen sin haber logrado ganar un solo encuentro y terminar colocado en el último puesto de la tabla.

Para los directivos de la Federación Alemana de Futbol, la causa de esto fue "la nula renovación del equipo y la falta de talento nuevo".

Por ello, dicha federación, en combinación con el futbol profesional de la Bundesliga, creó un plan para "producir sistemáticamente generaciones de jugadores alemanes cada vez mejores en sus formas de conducirse dentro y fuera del campo de juego".

Cambió de estratega, el primer paso

Tras el fracaso en la Euro 2000, Jürgen Klinsmann fue el elegido para recuperar el barco y lo hizo con cambios fundamentales.

Ganador del Mundial Italia 90 y la Euro de 1996 como jugador, Klinsmann fortaleció los programas de formación de jugadores y con la selección mayor impuso un esquema de juego de más velocidad y mucha dinámica. El aspecto físico en los jugadores fue fundamental para Jüerguen, así como el mostrar siempre una actitud de ataque sobre el campo de juego.

Los resultados en la modernización del esquema alemán fueron casi inmediatos y para el Campeonato Mundial de 2006, realizado en su país el conjunto logró avanzar hasta la ronda semifinal, para finalmente culminar con el tercer lugar del certamen. A pesar de ello, Klinsmann decidió no renovar su contrato.

Continuidad con cambio de mando

La salida de Jüerguen del banquillo alemán no representó un desbalance dentro del plan trazado, ya que su puesto fue ocupado por Joachim Löw, quien durante dos años se había desarrollado como su asistente.

Löw no realizó cambios radicales, sino más bien estratégicos y pulió que su antecesor había logrado.

[relativa2]

El nuevo y actual técnico alemán buscó cosechar lo sembrado en fuerzas básicas y desde su llegada los jóvenes jugadores han tenido diversas oportunidades para, esto a tal grado que la pasado Copa Confederaciones 2017 la jugó y ganó con un plantel de jugadores, en su mayoría, provenientes de fuerzas básicas y liderado por Julian Draxler.

Con Löw al mando el juego en conjunto es mucho más importante que las individualidades y gracias a ello el equipo nacional de Alemania ha logrado sumar títulos en la Eurocopa de 2008, el Mundial de 2014, pero también un tercer lugar en el Mundial Sudáfrica 2010 y alcanzó la semifinal de la Euro de 2012.

Sorpresas en la convocatoria

Para afrontar el reto de Rusia 2018 el técnico alemán ha convocado a 27 jugadores, de donde saldrán los 23 finales que exige la FIFA.

La ausencia de Mario Götze no es la única sorpresa en el listado de la selección alemana, ya que también se convocó al portero Manuel Neuer, quien por lesión no ha jugador por más de ocho meses. Además, Löw sorprendió al nominar por primera vez al delantero del Freiburg Nils Petersen, quien desplazó al hasta ahora favorito Sandro Wagner, del Bayern Múnich.

La lista definitiva del cuadro alemán para Rusia 2018 se dará a conocer el 4 de junio, por ahora estos son los convocados:

PORTERÍA: Manuel Neuer (Bayern München), Marc-Andre ter Stegen (FC Barcelona), Bernd Leno (Bayer Leverkusen), Kevin Trapp (Paris St. Germain)

DEFENSA: Jerome Boateng (Bayern München), Matthias Ginter (Borussia Mönchengladbach), Jonas Hector (1. FC Köln), Mats Hummels (Bayern München), Joshua Kimmich (Bayern München), Marvin Plattenhardt (Hertha BSC), Antonio Rüdiger (FC Chelsea), Niklas Süle (Bayern München), Jonathan Tah (Bayer Leverkusen)

MEDIO CAMPO Y ATAQUE: Julian Brandt (Bayer Leverkusen), Julian Draxler (Paris St. Germain), Mario Gomez (VfB Stuttgart), Ilkay Gündogan (Manchester City), Leon Goretzka (Schalke 04), Sami Khedira (Juventus Turin), Toni Kroos (Real Madrid), Thomas Müller (Bayern München), Mesut Özil (FC Arsenal), Nils Petersen (SC Freiburg), Marco Reus (Borussia Dortmund), Sebastian Rudy (Bayern München), Leroy Sane (Manchester City), Timo Werner (RB Leipzig)

[relativa3]

Versión para impresión