• Nación

Caso Elba Esther: las claves del fracaso de la PGR

  • La Silla Rota
Las acusaciones contra la exlideresa del Sindicato Nacional de Maestros tenían fallas de origen

ANTONIO NIETO | LA SILLA ROTA

Las acusaciones contra Elba Esther Gordillo tenían fallas de origen y por esto la exdirigente del SNTE fue absuelta de los cargos por delincuencia organizada y defraudación fiscal.

Diligencias no hechas, aseguramientos sin fundamento, como el de una aeronave usada por Elba Esther Gordillo, y la falta de sustentación sobre el desvío de mil 978 millones de pesos que "La Maestra" sacó de las arcas del sindicato precipitaron al fracaso de la Procuraduría General de la República (PGR).

Elba Esther Gordillo libró dos causas penales, entre ellas la 11/2013 por defraudación fiscal equiparada, en la cual quedó asentada que la defensa probó la licitud de los mil 978 millones de pesos.

Según los alegatos, la PGR fue incapaz de probar que Gordillo tomara directamente ese dinero, y de haberlo hecho, resultaba perfectamente legal, pues había un pacto con los agremiados denominado "apoyo a la dirigente", plasmado en documentos.

[relativa1]

La PGR no logró acreditar que esos recursos tuvieran procedencia ilícita; intentó asegurar la aeronave que utilizaba Gordillo, pero un Tribunal Federal anuló esta diligencia porque no se comprobó que fuera propiedad de la maestra.

"La PGR deberá subsanar los vicios formales en los que incurrió, estos es, deberá expresar las razones de derecho y los motivos que toma en cuenta para vincular a la moral quejosa con los indiciados y hechos que se investigaran en la averiguación previa", se lee en una resolución del Noveno Tribunal Colegiado Penal de la CDMX, con respecto al aseguramiento de la aeronave.

De igual modo, la SEIDO presentó un testigo protegido, Érick Salvador Rodríguez García –hoy finado-, a través del cual se enteraron que Gordillo presuntamente gastaba ese dinero en pagar su tarjeta de crédito, compra de ropa de lujo, manicure, tratamientos faciales, aditamentos para perro y viajes.

No obstante, según fuentes allegadas al caso, los magistrados que liberaron a Elba Esther consideraron que los señalamientos del testigo, pese a que fue su secretario particular y exauditor del SNTE, no fueron reforzados por documentación sólida.

Hubo inclusive diligencias que se hicieron superficialmente o que no se hicieron, como inspecciones domiciliarias por parte del Ministerio Público Federal, o la investigación de posibles cuentas bancarias paralelas a donde eran depositados los cheques del fideicomiso.

[relativa2]

El otro delito del que se acusaba a la exdirigente sindical, delincuencia organizada, tampoco pudo ser demostrado, aunque sí mantuvo a Elba Esther bajo detención 5 años y 5 meses.

Esto debido a que la actividad que presuntamente realizó, junto con varias personas más, incluido su exesposo y extesorero del sindicato, Francisco Arriola Urbina, no era ilícita desde un principio.

Todos estos elementos hicieron que la causa penal que pesaba sobre Gordillo Morales quedara sin efecto y fuera liberada.

Por su parte, la PGR se pronunció al respecto y dijo, a través de un comunicado, que era respetuosa del fallo judicial, pero que no lo compartía.

"Sobre la resolución del Primer Tribunal Unitario, del Primer Circuito de la Ciudad de México, en relación a una ex dirigente sindical, la PGR respeta la decisión del Poder Judicial de la Federación, pero no lo comparte.

"La PGR actúa siempre conforme a derecho y actúa cuando se presente un hecho que la ley señala como delito, y exista la posibilidad de que alguien lo cometió", externó la dependencia.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión