• Seguridad

Muerte de Karina inició el terror en zona centro de Veracruz; crimen sigue impune

  • Miguel Ángel León Carmona
El crimen que marcó al gobierno de Fidel Herrera, tuvo un desenlace de impunidad en el mandato de Miguel Ángel Yunes Linares

Xalapa, Ver.- La tarde del 15 de junio de 2008, leñadores de la comunidad de Azumbilla, Puebla, hallaron en el interior de una bolsa negra el cuerpo maltratado de una joven. La víctima -amordazada y atada de pies y manos con cinta canela- fue identificada como Karina Reyes Luna, sobrina del Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios.

Este crimen marcó la aparente irrupción de la delincuencia organizada en la zona centro de Veracruz. Las bolsas negras, los nudos en los ojos de las víctimas con tela industrial, las franelas colocadas en las gargantas para aislar los ruidos, comenzaron a ser una constante en plagios que tuvieron un final similar al de Karina Reyes.

Tres días antes de la noticia que consternó a habitantes de la zona, la joven de 23 años de edad acudió a un salón de belleza ubicado en la calle Colón Oriente, en Orizaba, donde arregló sus uñas. Fue al salir de su cita cuando personas armadas la privaron de su libertad y se la llevaron a bordo de una camioneta tipo Van, color azul.

La familia de Karina, cuyo padre es dueño de la Universidad del Golfo de México (UGM), no logró pactar el rescate con los secuestradores y posteriormente se confirmó la noticia de su muerte.

El entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán, acudió al cotejo fúnebre celebrado en el municipio de Camerino Z. Mendoza, donde prometió ante los deudos justicia. “Orizaba no tiene este tipo de violencia, esto es algo distinto que vamos a investigar" aseguró.

Por estos hechos fueron detenidas tres personas: Jorge Rojas, Julio César Sánchez y Miguel Ángel Mateos Escamilla, este último conocido de Karina Reyes. Sin embargo, el crimen que marcó al gobierno de Fidel Herrera, tuvo un desenlace de impunidad en el mandato de Miguel Ángel Yunes Linares.

Primero, en el gobierno de Javier Duarte, Miguel Ángel Mateos fue declarado inocente de los delitos de secuestro y homicidio doloso; tras siete años y 11 meses recluido en el penal de La Toma, en Amatlán de Los Reyes, fue liberado el 08 de julio de 2016.

[relativa1]

Sobre Jorge Rojas y Julio César Sánchez, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares confirmó este 19 de agosto -titubeante- que ambos obtuvieron su libertad mediante un amparo resuelto por un juez del de distrito en Materia Penal del Séptimo Circuito, con sede en Boca del Río.

Tras muerte de Karina, secuestros golpearon a zona centro de Veracruz

El asesinato de Karina Reyes marcó el origen de una violencia desatada en la zona conurbada integrada por Camerino Z. Mendoza, Nogales, Huiloapan, Rio Blanco, Orizaba e Ixtaczoquitlán, donde empresarios y políticos fueron blancos de secuestros.

El 04 de enero de 2012, la hija del exsecretario general de la CTM en Veracruz y exdiputado local por el PRI, Víctor García Trujeque, fue secuestrada junto con otra joven de nombre Juliana Andrade en el centro de Orizaba. Tras casi 45 días del plagio el caso fue resuelto con la desarticulación de una banda integrada por policías municipales, entre ellos Jesús Corona Manzo “El Balseca”, excomandante de la policía municipal de Orizaba.

El 18 de octubre de 2014, se registró la desaparición de Zito Ángel Zanatta, hermano del diputado local priista de Puebla, Rosalío Zanatta Vidaurri. Con base en la averiguación 728/2014, la víctima fue detenido por policías a las afueras del bar Platinum Night Club, tras protagonizar un escándalo en estado de ebriedad; posteriormente fue trasladado a los separos de la policía municipal de Orizaba.

Aunque videograbaciones comprobaron la detención de Ángel Zanatta en dicho sitio, el informe 067064 y 067065 de la Policía Municipal, detalló que la captura se realizó en el bar gay Queens, a unos 30 metros del Platinum Night Club.

De acuerdo con testigos, Zito Ángel Zanatta fue puesto en libertad sin recibir ninguna multa, ni acreditársele la comisión de un delito, pero una vez fuera de la comandancia municipal fue privado de su libertad por un comando armado que huyó a bordo de una camioneta color negro. Los hechos se registraron a las 4: 15 horas del 18 de octubre.

Por este delito, hasta la fecha, ocho policías municipales permanecen detenidos y vinculados a proceso por desaparición forzada, incumplimiento de un deber legal y abuso de autoridad, causa penal 1/2015. En tanto, Ángel Zanatta continúa desaparecido.

[relativa2]

El 27 de junio de 2016,  Guarino Castelán Crivelli fue secuestrado en Orizaba, en uno de los lugares más turísticos de la región: Los 500 escalones. El comerciante, José Ramón Avelaira Sánchez y su amigo, Guarino Castelán Crivelli, dueño de la línea de autobuses con mayor demanda en la región, fueron privados de su libertad mientras se ejercitaban al aire libre.

Con base en testigos, los empresarios fueron secuestrados por un comando armado. Familiares, al acudir al lugar de los hechos, únicamente encontraron las camionetas donde viajaban las víctimas: una Lincoln negra con placas del estado de México MXA-65-85, y una Honda CVR, color gris, placas del estado de Veracruz YJL-4059.

De manera extraoficial, se publicó en diferentes medios locales que la familia de Guarino Castelán Crivelli fue contactada vía telefónica por los captores, exigiendo 20 millones de pesos a cambio de su libertad. Tras un mes sin noticias de los dos empresarios, la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) reportó la liberación exitosa.

El 17 de septiembre de 2017 el cuerpo de Iliana Rojas Arizmendi, dueña del restaurante Castañeda, fue encontrado entre cañaverales de la comunidad La Lagunilla, municipio de Ixtaczoquitlán.

La empresaria, de 34 años de edad, cumplía cinco días secuestrada. De acuerdo con los reportes periciales, fue sometida a diversas prácticas de tortura, estaba maniatada de pies y manos y su identidad se logró con la ayuda de una identificación abandonada en las inmediaciones.

El 10 de junio de 2018, nuevamente el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, confirmó el secuestro otro de sus sobrinos, en el municipio de Camerino Z. Mendoza. Destacó que después de algunos días, fue liberado y regresó con su familia “un poco golpeado, pero con vida. Damos gracias a Dios”, refirió frente a sus feligreses.

[relativa3]

Sobre estos hechos fue relacionado Martín N, “El Pantera”, quien fue detenido en Orizaba el pasado 16 de junio del año corriente. “El Pantera” y una persona más, que se presume sería su escolta, de apodo “El Chivo”, fueron trasladados a las instalaciones de la Policía Municipal.

Versión para impresión