• Congreso

Matrimonio igualitario el gran pendiente de diputados de Veracruz

  • Fernanda Castillo
La última reforma al Código Civil de Veracruz fue expedida por Adalberto Tejeda, Gobernador Constitucional del Estado, hace 86 años.

Xalapa, Ver.- A poco menos de dos meses de que concluya el periodo constitucional de los diputados locales de Veracruz, uno de los grandes pendientes heredará a la LXV legislatura es la obligación de actualizar el Código Civil. Desde el año 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declaró inconstitucional algunos artículos.

Las últimas dos Cámaras se resistieron a revisarlo, pues la actualización del Código obligaba a incluir el matrimonio igualitario, lo que generaría una confrontación con la Iglesia, en años electorales. El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares intentó cambiar la carta de matrimonio, que se lee al concluir la ceremonia civil, sin embargo, la presión de los religiosos determinó cambiar el texto.

La última reforma al Código Civil del Estado de Veracruz fue expedida por Adalberto Tejeda, Gobernador Constitucional del Estado, aprobado el 4 de julio de 1931 y entró en vigor el 1 de octubre de 1932, hace 86 años.

La ley incluye un total de 2 mil 977 artículos y en la actual Cámara se han presentado 13 propuestas para reformar algunos, sin embargo, la mayoría se mantienen en comisiones, en la llamada “congeladora”.

[relativa1]

Ministros descontinúan la ley local

En mayo del 2015 el Juez Segundo de Distrito en el Estado, Alejandro Quijano Álvarez declaró inconstitucional el Artículo 75 del Código Civil que establece que el matrimonio es la unión de un solo hombre y de una sola mujer que conviven para realizar los fines esenciales de la familia como institución social y civil, lo que es violatorio de los derechos humanos.

El 20 de julio del 2015, la Suprema Corte de Justicia pidió derogar el artículo 142 que establece que cuando un cónyuge haya pedido el divorcio o la nulidad del matrimonio por causa que no haya justificado o que haya resultado insuficiente, el demandado tiene a su vez el derecho de pedir el divorcio; pero no podrá hacerlo sino pasados tres meses de la notificación de la última sentencia. Durante estos tres meses, los cónyuges no están obligados a vivir juntos.

La anterior Cámara -en el gobierno de Javier Duarte- limitó un paquete de reformas que presentó la entonces diputada local Mónica Robles -quien rendirá protesta el próximo 5 de noviembre como legisladores local- que daba paso al divorcio incausado, el matrimonio igualitario, ambos declarados inconstitucionales por Ministros de la Suprema Corte.

La LXIV legislatura creó en julio del 2017, nueve meses después de que entró en funciones, la comisión Especial para la Revisión Integral del Código Civil para el Estado de Veracruz, con la intención de actualizar la normatividad estatal, pero todo quedó en un intento.

El grupo de trabajo lo encabeza el panista José Luis Enríquez Ambell, presidente; Ernesto Cuevas Hernández, secretario y Carlos Antonio Morales Guevara, Rogelio Arturo Rodríguez García y Dulce María García López, vocales. Aunque planearon realizar foros de consulta, no se logró estructurar las reuniones y los espacios.

Un mes después, el presidente de la Comisión Especial para la Revisión Integral del Código Civil, José Luis Enríquez Ambell, suplente de Gerardo Buganza Salmerón, dio a conocer que para tener la mayor participación ciudadana posible se realizarán 7 foros de consulta para la elaboración del nuevo código.

En la consulta apoyaría la Universidad Veracruzana (UV), sin embargo, el proyecto nunca se consolidó por la falta de recursos públicos, pues era necesario destinar al menos 500 mil pesos para la organización de los foros, pero no se autorizó por la Junta de Coordinación Política.

Actualmente hay al menos tres propuestas de igual número de diputadas, Miriam Judith González Sheridan, Eva Cadena y Cinthya Lobato Calderón, que han propuesto eliminar las causales de divorcio, establece que es suficiente que una de las dos partes solicite la disolución del matrimonio para que se considere procedente. Las iniciativas para reformar el artículo 142 se mantiene en la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales.

Congreso improductivo

En los últimos dos años, datos que son públicos en el portal del Congreso local, confirman que solo se aprobó la modificación al artículo 345, que establece que, en el caso de depósito de menores, que obliga al convivió de un menor de edad con sus dos padres.

“A fin de salvaguardar el sano desarrollo de la personalidad de los menores; salvo que exista alguna causa justificada, probada plenamente, que impida la convivencia al poner en peligro a éstos”, propuso el PRI.

Piden dar paso a matrimonio igualitario

Previo a la creación de la comisión, en marzo del 2017, la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), solicitó al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares retomar e impulsar la iniciativa del matrimonio igualitario, que fue propuesta desde julio de 2016 y hasta la fecha no ha sido considerada por la LXIV Legislatura del Congreso Local.

En una carta firmada por Alexandra Haas Paciuc, presidenta de la CONAPRED, se enuncia la inconformidad de diversos grupos veracruzanos de la comunidad LGBTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans e Intersexual), que se dijeron discriminados por esta administración al no ser permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En junio del 2017 la diputada María josefina Gamboa, presentó la iniciativa para crear la ley de Unión de Hecho, que reconoce jurídicamente la alianza que se constituye cuando dos personas físicas mayores de edad, con capacidad jurídica plena, se unen afectiva, estable y públicamente al establecer un hogar común con fines de asistencia mutua, con los derechos y obligaciones patrimoniales, sucesorios y de alimentos de manera recíproca, que se establecen en la institución del matrimonio.

La propuesta de la panista se desechó, incluso, diputados de Acción Nacional rechazaron respaldarla, pese a que todas las iniciativas del albiazul se habían presentado en bloque, respaldadas por todos los integrantes de la fracción mayoritaria.

El director de la asociación Jarochos AC, Leonardo Ruiz, indicó que tras la resolución del amparo 641/2017, en junio del 2017, un juez federal determinó que cualquier pareja podría casarse sin tener que tramitar un amparo, solo bastaba con emitir un documento con el apoyo de la Asociación Civil.

Iglesia somete al Ejecutivo del Estado

En febrero del 2017 el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, publicó en la Gaceta Oficial del Estado número 72, la nueva carta de matrimonio que se leería en los Registros Civiles del Estado.

El documento oficial promovía la igualdad entre hombre y mujer, y la individualidad de la pareja al integrarse en familia.

La postura del mandatario generó un malestar en la Iglesia Católica, que inició un embate en los medios de comunicación para rechazar la publicación, incluso se pidió retomar la Epístola de Melchor Ocampo, que promovía la sumisión de las mujeres a los esposos.

Dos días después el Gobernador derogó lo publicado en la Gaceta Oficial y determinó que se mantenía vigente la Carta Matrimonial, vigente a partir de julio del 2006, que plantea una postura más religiosa de la unión entre hombre y mujer.

“Cuando dos personas se unen con la finalidad de amarse y protegerse levantan una fortaleza contra toda inclemencia, la semilla de la fe germina en sus corazones y el espíritu del amor debe alimentarse con el propósito de permanecer unidos y de este modo consolidar una familia”, establece el documento oficial.

Tras la disputa por la Carta Matrimonial, Yunes Linares aclaró -el 23 de febrero- que la unión entre personas del mismo sexo no estaba en la agenda del Estado, por lo que rechazó la posibilidad de legislar al respecto, lo que podría asumirse como una intromisión en la autonomía de la Cámara local.

Versión para impresión