• Nación

Duarte: "mi sonrisa se ha desdibujado, estoy frustrado e irritado"

  • Arantxa Atl
En una nueva carta de 15 páginas, el exgobernador Javier Duarte dice estar de acuerdo con que su caso ha sido un circo.

En una nueva carta de 15 páginas, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa dice estar de acuerdo con el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, pues el suyo, es un caso que se vendió como un “espectáculo mediático”, y lo comparó con el circo romano.

La misiva, como es ya costumbre, fue enviada al periodista Ciro Gómez Leyva, quien dio lectura de algunas de las partes más relevantes del documento su noticiario el miércoles por la noche.

[relativa1]

En ella quiso explicar dos situaciones, la primera, el motivo por la que aceptó el procedimiento abreviado, y es que dijo, “la campaña mediática ha sigo implacable”, y acusó a las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) de cometer abusos y filtrar información “para que la nota no se apague”.

En ese sentido, argumentó que el riesgo de enfrentarse “contra el sistema y perder, era muy alto”, pues a través de la campaña mediática ya lo habrían juzgado y condenado.

La segunda explicación fue sobre su sonrisa.

“Todo mundo se ha preguntado por qué durante su “detención” y posteriormente en sus diferentes apariciones públicas Javier Duarte siempre tenía una sonrisa en la cara. La respuesta es muy simple, ¡¡¡porque sabía que todo era un circo, un montaje, un espectáculo mediático, un show y que las autoridades no tenían, ni tienen, ninguna prueba en mi contra”.

Sin embargo, remarcó, tras recibir su sentencia se siente “frustrado e irritado”, y su sonrisa “se ha desdibujado de mi cara”, y justificó que aceptar el procedimiento abreviado es la forma más rápida de volver a ver a su familia, por quienes “soy capaz de hacer todo”.

[relativa2]

El exgobernador sentenciado a 9 años de prisión por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, también criticó la investigación realizada por la PGR, y dijo que sus abogados y él mismo aún se encuentran sorprendidos de que la dependencia haya girado una orden de aprehensión basada en los testimonios de “delincuentes confesos”.

En otro momento, criticó incluso que existan fallas en el nuevo sistema de justicia penal, mismas que, urgió a corregir en un “inmediato plazo”.

El exmandatario señaló una vez más que no conoce ni ha tenido tratos con las personas a las que se le ha vinculado y quienes –algunos de ellos- han declarado en su contra, y en ese sentido, consideró que su caso está basado en dichos de personas con “el incentivo y la necesidad de declarar lo que sus abogados les dijeran que declaren contra mi”.

Finalmente, dijo que se enfocará con su defensa en las acusaciones y señalamientos que se le hacen en Veracruz a través de la Fiscalía General, mismas que, remarcó, son “absurdas y ridículas”, por lo que está seguro de que exhibirá a las autoridades veracruzanas que “tendrán que enfrentar las consecuencias legales y penales que habrán de producir sus acciones”.

[relativa3]

Versión para impresión