• Nación

Fabiola: así fue el primer crímen del feminicida de Ecatepec

  • La Silla Rota
Patricia, pareja de Juan Carlos, narró el primer feminicidio que cometieron: desde cómo engancharon a su víctima y hasta qué hicieron.

Juan Carlos, conocido como el “Monstruo de Ecatepec”, ya había confesado sus crímenes ante las autoridades mexiquenses, ahora, se dieron a conocer las declaraciones de Patricia, pareja y cómplice del quien podría ser el mayor asesino serial del que se tenga registro en México.

Ambos se conocieron en 2008 en el bar “La Cueva”, donde ella trabajaba, desde entonces comenzaron a vivir juntos.

En 2010 colocaron en su casa, ubicada en la calle de Monte Altaí, en Jardines de Morelos, Ecatepec, Estado de México, un letrero en el que buscaban a una mujer que se encargara de los quehaceres de la casa.

[relativa1]

“Las que le gustaba las contrataba, pero las jalaba para violarlas. A pesar de tenerme ahí, él quería tener sexo con más mujeres de fuera”

Así, con ese anuncio, llegó Fabiola Luquín Reyes, quien era casada y tenía un hijo, era el año 2012.

Juan Carlos le dijo a Fabiola que quería contratar a alguien para ayudarle a los quehaceres de la casa y, aunque no tenían muebles, como Patricia estaba embarazada ella aceptó a ayudarles.

Cuando Fabiola entró a la casa, continuó Patricia, Juan Carlos le pidió que lavara la ropa sucia que estaba en el baño cuando la atacó por la espalda.

El “Monstruo de Ecatepec” le indicó a Fabiola que sólo era un robo, que hiciera lo que le dijera y se iba a ir.

Juan Carlos le ordenó a Patricia que se saliera de la casa con su hijo menor. Tras media hora esperando afuera del lugar, él salió a decirles que ya podían ingresar al domicilio.

Patricia entró al domicilio y vio a Fabiola tirada en el piso del baño llena de sangre con una herida en el cuello muy grande.

[relativa2]

“Me espanté y le dije que lo iba a denunciar, pero me dijo que no fuera pendeja que nos iban a encerrar a los dos. Yo le creí”

Posteriormente, Juan Carlos ingresó al baño y comenzó a descuartizar a la mujer asesinada. Le cortó un cacho de carne de la pierna derecha de donde sacó cuatro bisteces. Con la carne, Patricia hizo carne asada para comérsela.

El resto del cuerpo, precisa Patricia, lo metieron en un bote y lo tiraron en la noche en un terreno baldío en la calle Lázaro Cárdenas, también en Jardines de Morelos.

“Como la gente sabía que éramos basureros no se les hacía raro que tiráramos basura en la noche”

Así fue el primer asesinato de 20 que cometió la pareja, los “Monstruos de Ecatepec”.

Hasta hoy, Juan Carlos y Patricia sólo están acusados de un feminicidio, delitos contra el respeto a los muertos, así como por la violación a las leyes de inhumación y exhumación.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión