• Seguridad

“Mis hijos no cargaban armas”, familia de dos jóvenes asesinados por policías

  • Miguel Ángel León Carmona
La madre de Román y de Ernesto, acusa que el jefe de policía Ramón Herebia vio desangrar a sus hijos sin pedir auxilio.

Xalapa, Ver. - La versión oficial sobre un enfrentamiento en el que fueron asesinados dos hermanos en el municipio de Orizaba, fue puesta en duda por los padres de las víctimas, quienes afirman que ellos no dispararon contra los uniformados.

En un video que circula en redes sociales, los padres de Román Pérez González (Profesor) y Ernesto Pérez González (Odontólogo), de 31 y 33 años respectivamente, narraron que la mañana de este jueves, el padre Román Pérez Martínez salió a buscar a Román alrededor de las 4 de la madrugada, porque no había llegado a su domicilio.

A las 5 horas, los familiares escucharon balazos al exterior de su domicilio y Ernesto -una de las víctimas- y su madre Luz María González se levantaron sobresaltados por las detonaciones. El odontólogo bajó a la entrada de su vivienda en ropa interior y dijo "mamá no salgas, hay balazos, mi hermano".

[relativa1]

Cuando su madre alcanzó a bajar -expone en la grabación- el cuerpo de Román estaba a un metro de la entrada de su domicilio, y su hijo Ernesto a dos más. Ella narra que al momento de salir los uniformados le impidieron solicitar ayuda y con palabras altisonantes “Chingada madre, métase porque a usted le toca también”.

Luz María González, agregó que uno de los policías (identificado como Herebia, nombre del director de Gobernación de Orizaba) que estaba junto al cadáver de uno de sus hijos la obligó a regresar a su domicilio, negando su petición de solicitar una ambulancia para los jóvenes que estaban desangrándose.

"Volví a cerrar y después los cuerpos ya estaban en otra posición (...) no les dieron tiempo de nada. Intuyo que a mi hijo lo tomaron por la espalda, y ellos no traían armas, ellos son profesionistas, hombres de trabajo, y se me hace injusto. Volví a abrir la puerta y le dije al señor Herebia, "Una ambulancia, mi hijo que se está desangrando", y me dijo: "no señora, ya no va a venir, ya están muertos, y ahí está el arma", dijo Luz María.

Jóvenes dispararon contra policías: versión oficial

Este 01 de noviembre, la Comisaría de Seguridad Pública Municipal de Orizaba, informó sobre un presunto abatimiento de dos personas, en la calle Sur 39, entre avenida Colón Oriente y Oriente 2, de la colonia centro, alrededor de las 05:05 horas.

De acuerdo con el parte policial los dos jóvenes fueron vistos a bordo de una camioneta Jeep Patriot color blanca en exceso de velocidad. Las víctimas al percatarse de la presencia de vehículos oficiales emprendieron la huida y efectuaron detonaciones contra la autoridad.

Además, se lee en la versión oficial, los jóvenes descendieron de la camioneta y uno de ellos portaba un arma de fuego corta en la mano derecha, quien además efectuó detonaciones contra los policías. En consecuencia, ambos fueron “abatidos” sobre la vía pública.

[relativa2]

Dicha versión fue desacreditada por el padre Román Pérez, quien es director de una escuela secundaria. “Ellos no cargan armas, son profesionistas, hombres de trabajo. Yo lo que quiero es la intervención del gobernador, del Fiscal General, que se investigue con limpieza y que no se amañe. Hagan su trabajo con la verdad”.

El deudo pidió al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que al igual que ha emprendido investigaciones contra el exgobernador Javier Duarte y su esposa Karime Macías, el caso de sus hijos llegue a las últimas consecuencias. “Caiga quien caiga”.

“Hoy me tocó a mí y a mi esposa perder a nuestros hijos. No es justo que ahora estén manchando sus nombres, asegurando que agredieron a las autoridades. Ellos ni siquiera cargaban armas, se dedicaban a lo suyo, mi hijo aquí está su consultorio. El docente todos los días se iba a trabajar”, recriminó el padre.

La historia se repite

El pasado sábado 10 de marzo, tres jóvenes fueron abatidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) frente al campo deportivo del municipio de Río Blanco. Entre las víctimas hubo dos hermanas Grecia y Nefertiti “N”, de 14 y 16 años de edad.

Luego de este evento, se difundieron dos fotografías donde se aprecia a una de las menores -primero- sentada sobre el pavimento y -posteriormente- tendida boca abajo en ese mismo sitio, aunque ya con diversas heridas de bala sobre su cuerpo. Por este caso activistas exigieron que se deslindara una ejecución extrajudicial.

Tras los cuestionamientos hacia las autoridades veracruzanas, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares declaró que “fue un enfrentamiento, la policía detuvo un automóvil con reporte de robo; las personas agredieron a la policía, la policía repelió la agresión y murieron dos jóvenes, efectivamente, ninguna fue ejecutada, mentira que fueran al cine, venían en un vehículo robado, con personas vinculadas a la delincuencia”, expuso el mandatario.

Por su parte, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, las describió como jóvenes que “no estudiaban, no trabajaban y una de ellas se autoflagelaba”, “alejadas de una vida normal”; finalmente, las relacionó por sus tatuajes con el líder del cartel Zetas Sangre Nueva, Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas”.

[relativa3]

 

Versión para impresión