• Nación

Explota ducto mientras pobladores robaban gasolina; van 20 muertos

  • E-consulta
En Hidalgo una fuga de gasolina fue aprovechada por pobladores de Tlahuelilpan pero ocurrió la tragedia; habría 20 muertos y unos 61 heridos

Una toma clandestina de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la colonia San Primitivo del municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, explotó cuando pobladores acarreaban gasolina en bidones y garrafones; la gente comenzó a correr en llamas tras el estallido, sin que hasta el momento las autoridades tengan registro del número de lesionados o muertos.

El gobernador de la entidad, Omar Fayad, y Simón Vargas, secretario de Gobierno de Hidalgo confirmaron que hay por lo menos 20 muertos.

Además, informó que van 61 personas que han ingresado a diversos hospitales con quemaduras de diversos grados en sus cuerpos.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al sitio donde cuerpos están tendidos sobre el campo con quemaduras. Elementos del Ejército y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado también arribaron al lugar.

[relativa1]

El presidente Andrés Manuel López Obrador escribió en Twitter:

[relativa2]

En secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo, posteó en Twitter:

El Ejército implementó el Plan DN-III y se espera la coordinación con el Gobierno Federal para el traslado y atención de víctimas producto de la explosión.

Desde la tarde, los pobladores aprovecharon la fuga de combustible para llevar mangueras y recipientes para llenarlos de gasolina.

Aunque personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) había acordonado la zona, en tanto que Seguridad Física de Pemex fue comisionado para solucionar la fuga de combustible, el ducto se incendió y el fuego alcanzó metros de altura.

ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS

Los primeros informes refieren que en San Primitivo había alrededor de 350 personas que extraían el hidrocarburo, quienes superaban a los soldados que pretendían expulsarlos.

A las 17:04 horas se recibió reporte al 911 de Emergencias sobre fuga de hidrocarburo en carretera Tlaxcoapan-Tlahuelilpan.

En la tarjeta informativa se resalta que a las 19:10 horas la Agencia de Seguridad Estatal informó vía radio que se registró una explosión en el sitio.

Una fuente —que pidió no ser identificada— dijo que probablemente los militares no usaron la fuerza por lo ocurrido el 13 de enero en la localidad de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, cuando dispararon contra civiles presuntamente armados —a quienes vinculaban con el huachicoleo—, lo cual dejó un muerto y un lesionado.

Como reacción, alrededor de 200 personas retuvieron a tres militares, que, tras amenaza de ser linchados, fueron entregados al mando a cargo de la Sedena con el compromiso de que fuera puesto a disposición el soldado al que señalaban de haber disparado.

Por estos hechos, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) inició la queja de oficio TA-0014-19, turnada a su similar nacional al estar implicados miembros del Ejército.

(Con videos e imagenes de redes)

[relativa3]

Versión para impresión