• Estado

Cuitláhuac se mantiene contra la austeridad republicana, no bajarán salarios

  • Arantxa Atl
El gobernador Cuitláhuac García justificó que no puede hacer las reducciones a salarios en tanto no avance la Ley de Remuneraciones.

Xalapa, Ver.- Los salarios de la alta burocracia veracruzana ya no serán modificados como fue ordenado por la presidencia de la República encabezada por Andrés Manuel López Obrador, según gobernador Cuitláhuac García, porque la Ley de Remuneraciones –que establece que nadie puede ganas más que el presidente– fue detenida por amparos.

El mandatario dijo que buscará implementar a través de un acuerdo, donar un porcentaje de su salario para que sólo perciba 57 mil pesos mensuales, sin embargo, sólo aplicará para el poder ejecutivo.

[relativa1]

García Jiménez argumentó que por ahora no existen las herramientas legales para aplicar la austeridad republicana en Veracruz, por ello cuando se llevó al Congreso la iniciativa para que los sueldos se ajusten debajo del salario del presidente, decidieron detenerla tomando en cuenta los impedimentos a nivel nacional para el avance de la Ley de Remuneraciones.

En ese sentido, aclaró que no fue “amenazado” por funcionarios con sueldos arriba de los 100 mil pesos, sino que le advirtieron que “estaban inconformes porque la Ley de remuneraciones decía que nadie iba a ganar más que el gobernador, y mi salario estaba tabulado en 57 mil pesos, cuando se envió eso al Congreso se decidió detenerlo porque dijeron que no, y que iban a hacer el mismo procedimiento a nivel federal”.

[relativa2]

Por ello, justificó, no se tomaron las medidas pertinentes.

El ideal, añadió, era que quienes están en una función pública se ajustaran a la austeridad pero ahora buscarán el acuerdo interno con los secretarios, pues no puede actuar porque “no quisieron”.

“Estamos estudiando las formas legales, no es sencillo porque lo ideal era la Ley de Remuneraciones (…) vamos a buscar la forma de regresar ese dinero y buscar que sea una donación porque no hay otra forma”.

Finalmente, dijo que ningún órgano está obligado a la reducción de salarios pues “todos estamos obligados a cumplir la Ley”, y el otro método para obligar a dicho ajuste era la aplicación de la Ley de Remuneraciones, por lo que ahora cada quien tendrá que decidir –por ejemplo en el Congreso de Veracruz- si se unen o no.

[relativa3]

Versión para impresión