• Nación

Faltan 2 mil médicos y 33 hospitales sin terminar: ISSSTE

  • La Silla Rota
El faltante de personal afecta la atención que se brinda

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) atraviesa por serios problemas de recursos, enfatizó su director general, Luis Antonio Ramírez Pinedo, quien alertó que presentan rezagos, tienen un déficit de 2 mil médicos y que hay 33 obras hospitalarias que están sin concluir.

Al comparecer ante la Comisión de Salud del Senado, Ramírez Pinedo dijo que al cierre de 2018, el instituto tiene una reserva de 93 mil millones de pesos; sin embargo, esos recursos no se pueden utilizar hasta que se los permita la Secretaría de Hacienda.

Al mismo tiempo, el ISSSTE tiene un pasivo de 20 mil millones de pesos, en el que se incluyen deudas relacionadas con medicamentos, servicios subrogados, servicios de laboratorio y de tratamiento para diálisis y hemodiálisis.

"Tenemos una estrategia para negociar con los proveedores el pago de su deuda, porque evidentemente no vamos a poder nosotros afrontarla en este año", destacó Ramírez Pinedo, quien busca con esta medida garantizar que les sigan brindando el servicio.
[relativa1]
Señaló que el ISSSTE tiene un rezago de inversión en infraestructura, ya que hay 33 obras que no se han concluido. Además, también tiene carencias para atender enfermedades frecuentes en México, como problemas renales, ofrecer quimioterapias y radioterapias a pacientes con cáncer y en medicina de rehabilitación, lo que ha generado la necesidad de contar con servicios subrogados.

Al ser cuestionado sobre los recortes de personal que se han registrado en el instituto, respondió que "los despidos se van a hacer en áreas administrativas, no vamos a despedir a ningún personal de base, ni tampoco médicos ni enfermeras. Al contrario, lo que estamos buscando es ver cómo garantizar que el ISSSTE tenga médicos y enfermeras y tenemos un faltante importante de 2 mil plazas para las áreas médicas".  

Añadió que ese faltante de personal afecta la atención que se brinda, ya que se  necesitan especialistas para atender enfermedades crónicas y a adultos mayores: geriatras, reumatólogos, urólogos, gastroneterólogos, endocrinólogos, nefrólogos y radiólogos.

Al continuar con los retos, indicó que para este año cuentan con un  presupuesto de 323 mil 300 millones de pesos, pero 70% de estos son para pensiones, mientras que solo 16.3% se destina a la operación del instituto.

A poco más de 100 días que asumió la dirección del ISSSTE, Ramírez Pinedo destacó que "las cuotas y aportaciones no han sido suficientes para cubrir los gastos, por ello se han requerido transferencias gubernamentales, pero no han sido suficientes para atender el déficit del instituto".
[relativa2]
Mencionó que las transferencias que ha realizado el gobierno federal disminuyeron 76% entre 2012 y 2019, al pasar de 15 mil 700 millones a 3 mil 800 millones de pesos para este año.

Ramírez Pinedo recordó que el ISSSTE tiene 13.3 millones de derechohabientes, de los cuales un millón 167 mil son pensionados. Detalló que 41% de ellos se concentran en la zona centro del país. Respecto a infraestructura, cuenta con mil 161 unidades médicas, entre los que hay 15 hospitales de tercer nivel.  
Miguel Ángel Navarro Quintero, presidente de la Comisión de Salud del Senado, dijo tras la comparecencia que "hay datos (del ISSSTE) que nos han dejado profundamente preocupados y ocupados".

Explicó que los puntos que más les preocupan es la reserva de 93 mil millones de pesos que no se puede tocar, mientras que el presupuesto con el que cuenta el instituto es insuficiente para que brinde servicio, ya que 70% va a las pensiones.

Ante esta situación refrendó el compromiso del Senado para apoyar al sistema de salud del país y con el derecho de la población a recibir atención de calidad, como lo ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador.
[relativa3]

Versión para impresión