• Ecología

Tras fiesta VIP, Profepa abre Isla de Enmedio pero no la Salmedina

  • Arantxa Atl
Esta isla cuenta con una capacidad de carga de 265 personas y 15 embarcaciones.

Xalapa, Ver.- La Isla de En medio fue reabierta al público para actividades recreativas, luego de que la Profepa determinara que sería cerrada junto con la Isla Salmedina, en donde se reportaron severos daños en nidos de tortugas tras una fiesta privada.

El presidente de la Alianza de Pescadores, Bernardo Hernández reiteró que la Isla Salmedina no fue reabierta, y detalló que incluso en la Isla de En medio, hay un cupo limitado para 265 personas de manera simultánea, y para 15 embarcaciones turísticas, y 10 boyas de amarre para particulares.

[relativa1]

Esta capacidad de carga, abundó, “es lo que es en tierra firme, ahí solamente se permite ese número de personas, las 265, la demás gente que llegue y exceda la capacidad de carga, puede descender en el agua”.

Aunque criticó que, si bien la instrucción es que pueden estar incluso hasta donde el agua les llegue a los tobillos para no contarse como carga, evidencia una falta en el plan de manejo que debe mejorarse.

Cabe recordar que en agosto de 2018, un grupo de personas organizó una fiesta en la Isla Salmedina, ubicada en el Parque Sistema Arrecifal Veracruzano, y que dejó severos daños como la eclosión de huevos en un nido indebidamente manipulado por los visitantes a la isla.

[relativa2]

Además, fueron hallados restos de material pirotécnico, botellas de cerveza, cubiertos de plástico, popotes, colillas de cigarro y vasos de plástico, por lo que activistas del puerto de Veracruz interpusieron una denuncia ante la entonces Procuraduría General de la República.

La Profepa indicó en su momento que tenía identificada a la persona que organizó la fiesta en la zona protegida, sin embargo no quiso proporcionar nombres; más tarde, dijo que la multa a los organizadores y responsables, ascendía a los 4 millones de pesos, pero no detalló si fueron pagados o no.

[relativa3]

Versión para impresión