• Deportes

Mónica ahora es Ricardo: La taekwondista que cambió de sexo

  • La Silla Rota
La taekwondista ganó medallas en campeonatos mundiales y juegos panamericanos, llegó al top ten en los Juegos Olímpicos de Sidney

Como Mónica del Real Jaime, la taekwondista ganó medallas en campeonatos mundiales y juegos panamericanos, llegó al top ten en los Juegos Olímpicos de Sidney. Hoy a sus 44 años las peleas que combate son otras.

No es la misma persona físicamente hablando, aunque tiene la misma esencia; ya no es Mónica, sino Ricardo.

Ya no pelea en la lona, ahora lo hace en el día a día, por la inclusión y el respeto a la diversidad de género.

Es el primer ex deportista olímpico mexicano transgénero: Ricardo del Real Jaime.

Desde el 15 de marzo del 2018, hace un año, fue cuando legalmente lo reconocieron con su nueva identidad al recibir su nueva acta de nacimiento.

Eligió el nombre de Ricardo porque proyecta fuerza al pronunciarlo, sin embargo, comparte nombre con Richard Raskind, uno de los primeros deportistas trans a nivel mundial.

Hoy, Ricardo del Real Jaime fue entrevistado por Reforma abordando su "nueva" identidad y las luchas que conlleva ser trans en México.

"Cuando nací no tuve uso de razón para emocionarme por tener mi acta de nacimiento, ahora siento que he renacido. Aparece mi nombre ahí plasmado ¡y el género! fue para mí algo indescriptible. Definitivamente, es como volver a nacer y decir: ¡Wow! Hay algo legal que acredita mi identidad, nombre, etcétera"

Durante todo el tiempo, asegura, Ricardo estuvo detrás de Mónica y era esta última la que siempre daba la cara, ahora es ella la que está atrás y él quien se encuentra enfrente.

Asegura que el pasado que tuvo nunca lo va a olvidar, pues logró varias cosas de las que se siente orgullosa.

"Abrir brechas para mucha gente y tener el orgullo de representar a mi país, es algo que jamás se me va olvidar, y, al final de cuentas, creo que lo que más importa es que eso me dio unos valores muy importantes para lo demás que vaya a hacer en mi vida"

Sostiene, por otra parte, que no fue fácil la transición de Mónica a Ricardo: "Mantuve calladas muchas cosas, tenía miedo de soltar a Mónica porque había un terror apabullante de qué van a decir, me van a señalar, voy a defraudar a mucha gente o mejor dicho se va a decepcionar".

Todo cambio, dice, cuando comenzó a pensar en él.

"Me daba miedo decir soy un hombre, pero la cobertura no lo es y es algo sobre lo que no había mucha información en México, quizá había más información con chicas trans, pero no con hombres trans. Es más común ver a mujeres que hombres trans, y yo soy un hombre trans"

Para este proceso, menciona, tuvo que dejar ir varias cosas, reconocerse y aceptarse.

Ricardo asegura que ha recibido apoyo de los directivos en materia de deporte, en el Comité Olímpico Mexicano (COM), en la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), en la Comisión Nacional del Deporte (Conade) y particularmente de Ana Gabriela Guevara, titular de este ultimo organismo.

"Sabía que en este camino gente se iba a ir, otra se iba a quedar y otra iba a llegar, son parte del precio. Algunos, son personas contadas, que quizá no pudieron con esto y bueno, que Dios los bendiga"

Sin embargo, sostiene que el 98% de las personas no la abandonaron o decepcionaron, aunque le duele ese 2% que sí lo hizo.  

"No todo fue color de rosa, aprendí que las cosas a pesar de que estuvieran en el rojo vivo, sé que iban a fluir y a solucionarse"

Ricardo se define como un guerrero, alguien a quien le gustan los retos, descifrar el enigma y dar con la solución y lograr la meta; pero también se dice un bebé recién nacido, debido al poco tiempo que lleva con este cambio, por lo menos de forma legal.

Entre los objetos materiales que se deshizo fueron sus juguetes de la infancia y sus vestidos.

"Mi dobok lo doné. Mis vestidos y todo eso, definitivamente les di las gracias y los doné [...] Aprendí a darles las gracias, aprendí a honrarlas y que otra persona podría utilizarlas o apreciar"

Ricardo dejó el taekwondo, ahora es quirofísico y tiene su propio consultorio en la Colonia del Valle de la Ciudad de México.

Un combate de taekwondo es a tres rounds, Ricardo hoy se encuentra en el segundo.

"El primero es conocer, ver cómo está la situación, el panorama, hacer fintas, y ahora en el segundo hay un poco más de seguridad y el tercero es un remate total"

Entre sus planes están el hacer una campaña de sensibilización del tema en las universidades, demás instituciones públicas y hasta empresas, donde pueda hablar de su vida, de su historia, que no solo es del tema trans, sino de la decisión de alguien, una trascendental.

[relativa1]
[relativa2]
[relativa3]

Versión para impresión