• Veracruz

Reserva de Tarimoya I, colonia marginada y olvidada en el puerto de Veracruz

  • Fernanda Torres
Es parte del territorio que concentra el 66.5 por ciento de la población con alguna condición de pobreza

Veracruz, Ver.- En medio de la mancha urbana de la ciudad de Veracruz, a menos de 20 minutos de la zona turística, se levantan casitas de madera, lamina y cartón en donde habitan familias de cinco a seis integrantes en medio de carencias en servicios básicos y con ingresos que apenas alcanzan para cubrir sus necesidades básicas.

Es en la colonia Reserva de Tarimoya I, donde habitantes dan rostro a una parte del 66.5 por ciento de la población que, según los indicadores del Coneval, presentan alguna condición de pobreza en la ciudad de Veracruz.

"Hoy no hemos comido", dice Silvia Santos, una mujer que ronda los 50 años acompañada de sus nietos.

Al caminar hacia el fondo de la calle Aves del Paraíso, una casita llama la atención, láminas moradas acomodadas de manera horizontal forman un cuadro que atrinchera a cinco personas.

La casa de doña Silvia se encuentra a escasos 10 centímetros de distancia de donde comienza la lámina de la casa de alado, todas están amontonadas y no hay nada que les garantice seguridad dentro de ellas, pues la calidad de la vivienda es nula.

"No duermo tranquila, está uno con la incertidumbre de que pase algo, en 2014 hubo un incendio de unas casitas aquí atrás, bendito Dios no nos alcanzó," afirmó doña Silvia.  

En entrevista, la señora con discapacidad en las piernas a causa de una poliomielitis insistió en que es muy difícil vivir bajo esas condiciones.

"Es difícil, las casas están inseguras, uno quisiera una vivienda digna donde vivir (...) todos los que vivimos aquí, estamos en la misma pobreza"

Desde la entrada a la calle Aves del Paraíso, es posible notar el abandono de las autoridades donde las calles se encuentran sin pavimentar, el alumbrado es escaso y no pasan patrullas en varias horas.

Doña Silvia llegó en calidad de aviadora. Al no tener un techo para poner sobre su cabeza, juntó laminas y cartón, con el tiempo, construyó junto a su esposo una casita donde crecería su hija y actualmente sus dos nietos.

"Vinimos en espera de un lugar donde vivir, en lo personal yo no cuento con nada, en la casa vivimos cinco personas, mi hija que es madre soltera con dos niños, mi esposo y yo"

Su casa es de las primeras que fueron levantadas a unos metros del canal de aguas negras que cruza el lugar, ahí ha vivido 25 años.

En condiciones similares viven 194 mil personas, que de acuerdo con el Coneval presentan alguna situación de pobreza, frente a los 174 mil no vulnerables, ya que el resto de la población, se distribuye en otros tipos de pobreza.

"Son centímetros lo que separa una casita de otra, como verás no hay intimidad"

EN VERACRUZ, SEIS DE CADA 10 PERSONAS SON CONSIDERADAS POBRES.

Según los indicadores de vulnerabilidad del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) existen varios tipos de pobreza como "pobreza moderada", "pobreza extrema", "población vulnerable por carencias sociales" y "población vulnerable por ingresos".

En pobreza el Coneval proporciona la cifra de 33.2 por ciento, es decir, 194 mil 584 personas, en pobreza moderada, 29.7 por ciento de la población, traducido en 173 mil 650 personas.

En el puerto de Veracruz, la pobreza extrema no ha sido erradicada pues el 3.6 por ciento de la población que representa a 20 mil 934 personas, es afectada al no tener garantizados el ejercicio de al menos uno de sus derechos para el desarrollo social como el derecho a una vivienda digna.

VIVIENDA PRECARIA

"Todos estamos así, apilados, y la convivencia dentro de lo que cabe va bien. Yo fui la primera en llegar a esta área y así se fueron acumulando"

Doña Silvia comentó que la administración municipal actual está enterada de la situación y no han hecho nada a pesar de que durante las campañas, son estas las señoras que caminan con los candidatos de casa en casa.

"Mi esposo trabaja si hay turno, si no, no gana, yo trabajo solo cuando puedo por mi discapacidad"

Se requiere la suma de los esfuerzos de diversas instancias de la administración pública para atender a la población más vulnerable y reducir la pobreza en el corto, mediano y largo plazo como lo prometió la administración de Yunes Linares.

"No tenemos de donde, tenemos que ir ahora sí que pasándola nada más, hoy todavía no comemos, pero ya gracias a Dios, ya está la sopita", concluyó para E-Consulta Veracruz, la señora Silvia Santos.

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión