El placer de indignarse

  • Andrés Cansino

Probablemente haya usted visto ya alguna publicación, tuit o escuchado por ahí sobre la reciente campaña de Yoplait México: «Brindemos por el placer de ser mujer». Si no, o si sí, igual aquí escribiremos un poco al respecto.

Yoplait —cuya cuenta pertenece a la agencia Terán TBWA— ha causado polémica (frase que se convierte en un lugar cada vez más común) debido a un video publicado en Facebook el pasado 17 de octubre:

(LINK ALTERNO: https://www.facebook.com/yoplaitmexico/videos/1104371859638748/)

 

Sin embargo, éste no es el primero, sino que forma parte de una serie de spots iniciada el 22 de septiembre:

(LINK ALTERNO: https://www.facebook.com/yoplaitmexico/videos/1085414031534531/)

 

Si bien los comentarios fueron pocos, ninguno resultó negativo.

Posteriormente, el 28 de septiembre, Yoplait publicó otro video, ahora con un tono más cómico y menos susceptible a críticas, por lo que al parecer decidieron invertir más en Facebook Ads, «pegándole» así a los 3 millones de reproducciones.

Todo indicaba que seguirían ganando, como siempre.

Hasta que «álguienes» comenzaron a prestar mayor atención al video mencionado al inicio de estas líneas.

Como probablemente muchos en Internet, soy de los que disfruta leer los comentarios —en ocasiones incluso más que el propio contenido. Antes de emprender dicha tarea, anticipaba una ola de comentarios negativos, memes y «troleo» al por mayor.

Sorpresa.

Los comentarios principales son positivos; sí, usuarias celebrando el hecho de ser mujeres, felicitando a los creadores del video, admirando la idea de una taberna exclusiva para ellas y, claro, compartiendo su sabor favorito de Yoplait.

Estas opiniones coinciden tanto que llegan a parecer «sembradas», lo cual no sería una estrategia nueva en social media. Quien aquí escribe comenzó a estoquear a algunas de estas mujeres, sin hallar evidencia suficiente para comprobar uso de bots. Eso sí, la mayoría comparte imágenes de flores con frases motivacionales. Igual y por ahí estuvo la segmentación de la marca de yogures. Eso o hay un trabajo denso en creación de perfiles.

Si esta campaña se aprobó, debió pasar —mínimo— por un focus group, encuesta, entrevista o similar. Así que procedí a preguntar en la vida real, mostrar el video a mujeres casadas y/o con hijos, para corroborar que la reacción positiva pudiera ser legítima.

Sorpresa.

Resulta que sí, lectora o lector, en mayor o menor medida, pero el pequeño grupo elegido respondió de manera favorable ante los videos.

¿Qué pasa, entonces? ¿Acaso quienes no compartimos el mensaje de «brindar por ser mujer» estamos ya muy dañados por el tema de la equidad de género? ¿Tal vez se trata sólo de «un comercial muy chistoso» (como mencionó una de mis entrevistadas), y no es para tanto? ¿Es la publicidad un mero replicador de actitudes previamente aceptadas por la sociedad? ¿Deberíamos indignarnos por este tipo de acciones o preocuparnos más por «verdaderos actos de violencia»?

La cuestión es que, hasta ahora, ni Yoplait México ni Terán TBWA han emitido alguna respuesta ante las inconformidades que siguen aumentando. Como se ha mencionado en otros textos, tampoco están obligados a hacerlo: probablemente les baste con hacer reír a sus leales clientas, y esperen hasta que salga un nuevo meme, una campaña más controversial.

A todo esto, ¿usted consume yogur?, ¿le gusta el Yoplait? Yo confieso que prefiero pasar de largo dicha sección en el supermercado.

Tal vez deberíamos hacer lo mismo con esta campaña.

Versión para impresión

Anteriores

Andrés Cansino

Andrés Cansino estudió Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Veracruzana.

Comienza sus trabajos dentro de la Feria Internacional del Libro Universitario UV 2012, en comunicación digital. Posteriormente se integra a la Universidad Veracuzana, desempeñándose en la misma área.

Ha colaborado en eventos como el Festival Ambulante, y el Festival Internacional JAZZUV, coordinando la estrategia en medios digitales. Asimismo, imparte cursos sobre optimización de social media.

Actualmente es un administrador de redes sociales.