#Autonomía real. No al tope salarial

  • Rafael Arias Hernández
Faltan 300 días del gobierno federal PRIVERDE y del estatal PANRD, ejemplos del poder para no poder

Faltan  300 días del gobierno federal PRIVERDE y del estatal PANRD, ejemplos del poder para no poder.

Precisemos. En Veracruz si hay cambio, de mal a peor. Excepciones aparte, que por opacidad no se saben ni aprecian.

En general, los hechos hablan por sí mismos. Inseguridad, pobreza y hambre  en aumento. Sobre endeudado, de finanzas públicas y economía en crisis. Deficitario en servicios de salud. Primer lugar nacional,  en número de analfabetas; y de alarmante rezago educativo de más de 2.6 millones. Con niveles de la llamada  educación superior, de privilegiados, pues solo se atiende a 3 de cada 10 jóvenes en edad de estudiar.

AUTONOMIA UNIVERSITARIA: EL ATOLE Y EL DEDO

A 50 años del movimiento estudiantil del 68. En todas partes, debilitamiento y aniquilación del Estado de Bienestar, y  descaradamente sustituido por el Neoliberal.

A pesar de la persistente, desatendida, menospreciada y casi ignorada lucha, por defender la educación gratuita y otros servicios básicos, a cargo del gobierno. Lo público, lo que es de todos, el bien común se encarece, pierde, saquea, concesiona o privatiza, para fomentar los grandes negocios personales o familiares.

En este contexto, sobresale la  casi rutinaria y menospreciada gestión institucional y de organizaciones sindicales,  de  defensa de la Universidad pública, encabezada por la ANUIES y los sindicatos universitarios, como el CONTU.

Abundantes desplegados, manifiestos, declaraciones y hasta manifestaciones públicas caen en menosprecio y  desdén. El evidente resultado se hace sentir, empeora la situación de la Universidad pública. Preocupa, deterioro y desatención.

Son evidentes, más debilitamiento financiero y hasta quiebra de algunas; y también, daños y desastres han sido y son ocasionados o acentuados por sus propias  administraciones.

Situaciones agravadas, por condiciones económicas adversas y “gasolinazos”, que fortalecen  pérdida de capacidad de compra salarial e institucional, que contribuye significativamente a un  injusto empobrecimiento obligatorio general; y  también, por un evidente deterioro y limitación de la supuesta autonomía institucional, consignada en la Constitución General y en las Estatales.

Letra muerta desplazada por la costumbre de imponer supuestos comunicados oficiales, de autoridades inferiores, que convenenciera y arbitrariamente establecen límites a negociaciones y condiciones a las formas internas de administrar, de lo que se suponen son órganos autónomos.

“…incremento del 3.4% que se marcó a nivel federal, derivado de un comunicado de la Secretaria de Educación Pública que establece los límites de negociación.”

LA VOZ QUE NO SE CALLA

Presente y para la Historia. En las calles  y espacios públicos, se hace escuchar la hasta hoy,  solitaria voz de protesta, contra una imposición autoritaria. Voz que repite, que nadie está obligado al sacrificio extremo y  limitaciones permanentes.

Movilización obligada de SETSUV; y en su momento del FESAPAUV. Movilización que ya es, el simple y sencillo ejemplo de congruencia obligada para la supervivencia, demostrada por modestos trabajadores administrativos, técnicos y manuales de la UV.

¿Qué van a hacer los sindicatos?

Desde luego que hay más alternativas y estrategias para enfrentar los problemas. Aceptar la imposición, hay que decirlo, de antemano revela que la cacareada autonomía tiene límites y está sujeta a manipulaciones y conveniencias.

Así, se ha mal hecho costumbre, que sumisa, dócil y resignadamente hay que aceptar tope salarial, que significa empobrecimiento general; y obligar a sacrificarse más, a los que reciben menos. ¿A cuánto llegan los salarios más bajos de la institución?

Injusto e insignificante  3.4 %  de incremento salarial,  frente a inflación no subyacente de casi 13% y un índice general de 7%, según el INEGI. Además, debe tenerse presente que dicho mini incremento se sostuvo el año pasado y el sacrificio ya se realizó y realiza.

En otras palabras, son y serán los de siempre, trabajadores, subempleados y desempleados,  los que han tenido, tienen y tendrán  que pagar errores y  pérdidas, de quienes desde el poder han causado daños y retrocesos, limitaciones y sacrificios,  desastres y saqueos de patrimonio y recursos públicos.

Mayorías arruinadas, que no pidieron ni buscaron fallidas reformas, lamentables y costosos experimentos oficiales; o más pasividad, simulación  y encubrimiento gubernamental.

A propósito. ¿Qué opinan respecto al tope salarial, precandidatos y candidatos?

En fin, todo universitario tiene  la obligación de  evitar y combatir injusticias y sinrazones,  mayores limitaciones y sacrificios, extravíos y retrocesos de los seres humanos.

La Universidad pública  no es ni puede ser ajena a  todo tipo de problemática social. Sobre todo cuando el asunto en cuestión es importante y  prioritario; y desde luego, más si le afecta y perjudica.

Concebida y reconocida como un espacio abierto al pensamiento y a la creatividad; y como un pilar sólido de  libertades y derechos humanos, de  Justicia y equidad, la institución está llamada a ser también, fuente de reconocimiento y crítica, de fortalecimiento y mejoramiento permanente.

Por eso no es raro que, desde diversas perspectivas,  enfrente y coincide, analiza y critica intereses, actores y factores de poder político, económico y social; y también,  que obligadamente se autoanalice y  autocritique.

En el esfuerzo de fortalecer el Estado de Derecho, la Universidad pública, no puede concebirse de otra manera.

Vital en todo centro educativo,  enseñar y practicar,  el combate y erradicación de ineficiencia y delincuencia gubernamental; hacerlo, en los hechos y no sólo en los dichos, en teoría y práctica cotidiana.

Así, es imprescindible exigir a todo gobierno y Universidad pública,  rendición de cuentas, con información actualizada y confiable. Urgente participación y evaluación social, con garantía a derechos y libertades ciudadanas y sociales.

Denunciar evidente opacidad, desinformación y simulación oficial.

En Veracruz, obligado insistir en preguntas aún sin contestar.

¿De qué tamaño el daño recibido y cuál es ya, el acumulado?

¿Cuál es el total-total de la deuda pública estatal y municipal?

¿Dónde están los miles de millones de pesos presupuestados y desaparecidos? ¿Y los resultados de la entrega recepción?

¿Cuántos despedidos y nuevos contratados van?

¿Renovar o autorizar más concesiones y privatizaciones, para beneficiar a quienes?

¿Cuál es el costo de la reestructuración de la deuda?

¿Por qué ofensivos súper sueldos, prestaciones y beneficios, a funcionarios?

 

arias20028@hotmail.com

 

@RafaelAriasH

Facebook.

Veracruz  Hoy de Rafael Arias Hdez

      

Versión para impresión

Anteriores

Rafael Arias Hernández

Actualmente es Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV.

Cuenta con  Licenciatura en Economía, por la Universidad Veracruzana. Obtuvo mención honorífica Cum Laude.  Maestría en Economía con especialización en Desarrollo Regional y sub especialización en Historia del Pensamiento Económico. Salt Lake City, Utah. USA. Diplomado por la U.V. en “Habilidades del Pensamiento”.  Alta Dirección AD2 Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas. (IPADE). Becario en los programas Lincon-Juárez y LASPAU.  Asesor académico y maestro de Enseñanza Media, Esc. De Bachilleres Noc. “Art. 3º Constitucional”, Xalapa, Ver. Maestro en la Facultad de Economía, y de la Maestría en Desarrollo Regional. Historia Económica, Desarrollo Económico, Desarrollo Regional, Taller de Investigación, Metodología, Habilidades del Pensamiento y otras cátedras. Maestro en “Técnicas de Debate” de la maestría en Acción Política y Administración Pública, de la Universidad Anáhuac. Xalapa, Ver.

Director General Técnico y Secretario General de la Universidad Veracruzana.

En el Gobierno Federal, fue Delegado Estatal de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial en Veracruz, y Director de Desarrollo Regional en SPP. En el Gobierno del Estado de Veracruz ha sido Asesor Económico, Jefe de Prensa y Comunicación Social, Director General del Instituto Veracruzano de Cultura, Director General de Industria, Comercio y Estadística, Coordinador de Participación Ciudadana, Coordinador Ejecutivo del Comité de Planeación para el Desarrollo (COPLADEVER). SEFIPLAN, (2010)

Miembro de diversas Asociaciones Civiles y ciudadanas, como el Colegio de Urbanistas y Planificadores, el Colegio de Economistas; la Fundación Cambio XXI A. C.; y de la Fundación Colosio A.C. Colaborador de diversas revistas y publicaciones académicas. Articulista de diversos periódicos, y de otros medios de comunicaciones nacionales, estatales y municipales.